Publicidad
Publicidad

RSS Impuesto de Sociedades

No, cambiar la sede de las empresas no tiene ningún impacto relevante, ni para Cataluña ni para España

7 Comentarios
No, cambiar la sede de las empresas no tiene ningún impacto relevante, ni para Cataluña ni para España

Los últimos acontecimientos acaecidos en Cataluña están provocando que muchas empresas estén cambiando su domicilio fiscal más allá de los límites de esta (por ahora) Comunidad Autónoma española. Aunque hasta ahora habían sido empresas con escasa relevancia dentro de la estructura empresarial española, el último movimiento del Banco Sabadell ha metido presión a otras entidades financieras y empresas grandes, que están ya debatiendo este cambio de sede para que la inseguridad jurídica que se está viviendo en Cataluña no afecta su actividad diaria y la relación con sus clientes.

El propio Gobierno, consciente de que estos movimientos societarios podrían servir para meter más presión aún al proceso soberanista, está en pleno proceso de modificación de un decreto que facilitará el cambio de domicilio social de las empresas. Pero, ¿sirve de algo cambiar el domicilio social entre tanta incertidumbre política?

Pues lo cierto es que la mayoría de ellos son movimientos de escasa relevancia. Entre otros motivos, porque una cosa es cambiar el domicilio fiscal (que al fin y al cabo tan solo es un movimiento administrativo y muy rápido) y otra bien diferente es deslocalizar todo el equipamiento físico, las cadenas de producción o las plantillas, que ni se va a realizar a corto plazo ni se espera que se realice en el futuro, pues mover todos los medios de producción es mucho más complejo.

De hecho, el cambio de domicilio fiscal ni siquiera tiene efectos fiscales relevantes. Y es que, la Ley General Tributaria, en su artículo 48, dice lo siguiente:

El domicilio fiscal es el lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria, siempre que en él esté efectivamente centralizada su gestión administrativa y la dirección de sus negocios. En otro caso, se atenderá al lugar en el que se lleve a cabo dicha gestión o dirección y cuando no pueda determinarse el lugar del domicilio fiscal de acuerdo con los criterios anteriores prevalecerá aquel donde radique el mayor valor del inmovilizado.

Es decir, en la actualidad, con Cataluña formando parte de España, es irrelevante que una empresa o entidad bancaria tenga radicada su sede social en Cataluña o en Alicante, como es el caso actual del Banco Sabadell. La tributación sobre los beneficios va a una caja única que posteriormente se distribuye entre todas las administraciones. Es más, la propia empresa podría decidir si establecer su domicilio social en una localidad y el fiscal en otra e, incluso, recibir la correspondencia en un tercer domicilio.

Una hipotética independencia de Cataluña posiblemente ni siquiera provocaría un cambio en el país en el que tributen las empresas, pues la mayor parte del negocio de las mismas seguiría estando en el mismo país. Además, hay que tener en cuenta que otros impuestos con mayor potencial recaudatorio, como el IRPF o el IVA, seguiría tributando en Cataluña.

Entonces, ¿por qué lo hacen las empresas?

Evidentemente, el hecho de que no exista ningún impacto a nivel fiscal del cambio de sede puede inducirnos a pensar que estos movimientos pueden ser irrelevantes. En la gran mayoría de casos, son cambios con un impacto más simbólico que real para evitar que el proceso soberanista siga adelante.

El caso de los bancos es algo más complejo. La posible independencia de Cataluña haría que, mientras la Unión Europea no la aceptase como miembro de pleno derecho y, por tanto, no permitiese la adopción del euro como moneda única, los bancos no puedan acceder a las operaciones del Banco Central Europeo, algo que, con los tipos de interés tan bajos, es vital para garantizar su supervivencia. Además, todavía no se sabe cómo se articularía un Fondo de Garantía de Depósitos equivalente al actual de España y ni siquiera si habría dinero suficiente como para garantizar los depósitos, lo cual es fundamental para evitar pánicos bancarios.

En definitiva, el cambio de sede de las empresas tendrá escaso impacto sobre las finanzas catalanas, salvo que la mayoría de ellas opten por llevarse el grueso de sus operaciones fuera de Cataluña algo que, como ya hemos puesto de manifiesto, entraña una enorme complejidad y, por tanto, no se espera que se produzca.

En Pymes y Autónomos | ¿Cuál es la diferencia entre el domicilio social y el fiscal?

Imagen | MHachem

Leer más »

Radiografía de la pyme en España: 98% de las empresas para solo un 10% de recaudación vía Sociedades

Comentar
Radiografía de la pyme en España: 98% de las empresas para solo un 10% de recaudación vía Sociedades

El tejido empresarial español está formado, fundamentalmente, por pymes. Hasta el 98% de las empresas en España tienen menos de 250 trabajadores o facturan menos de 6 millones de euros al año, una situación que explica la difícil situación por la que atraviesa la economía española en su vertiente empresarial y laboral, con bajos salarios, una temporalidad muy superior a la de países de nuestro entorno y una muerte empresarial que asusta, entre muchas otras consecuencias negativas.

Pero, además, esta estructura empresarial también pasa factura a Hacienda. Al contrario de lo que suele creerse, el grueso de la recaudación del Impuesto de Sociedades, que grava los beneficios empresariales, proviene de las grandes empresas y grupos consolidados (en concreto, cerca del 98%). El resto, tan solo un 11%, proviene de las pymes.

Es decir, sobre un total recaudado de 18.630 millones de euros en 2015, según el último Informe Anual de Recaudación Tributaria de la AEAT correspondiente al ejercicio 2015, 16.684 millones lo realizaron grupos consolidados y grandes empresas y tan solo 1.946 millones las pymes. No obstante, este porcentaje se ha estrechado en el último año, donde el beneficio de las pymes suponía tan solo un 8% del total que se paga por Sociedades, y el total pagado por las pymes ha crecido 255 millones de euros entre 2014 y 2015, un 15% más hasta los 1.946 millones de euros en total.

Y todo ello a pesar de que el tipo efectivo pagado por unas y otras difiere de manera sustancial. Este tipo efectivo cayó de manera continuada en el período 2005-2009, lo que Hacienda piensa que es consecuencia a la ampliación del límite para acogerse al régimen de empresa de reducida dimensión y el aumento de la deducción por reinversión de plusvalías (años 2005 y 2006), además de la reforma del impuesto (2007 y 2008) y por los incentivos para la creación o mantenimiento de empleo (2009).

En definitiva, la reducida dimensión de las empresas españolas está causando verdaderos estragos no solo en la economía sino también de cara a la recaudación por parte de la Agencia Tributaria.

En Pymes y Autónomos | Los ajustes extracontables del Impuesto sobre Sociedades

Imagen | ejaugsburg

Leer más »
Publicidad

El efecto inesperado de la reforma del Impuesto de Sociedades: ¿aumentarán los plazos de pago a proveedores?

1 Comentario
El efecto inesperado de la reforma del Impuesto de Sociedades: ¿aumentarán los plazos de pago a proveedores?

Una de las últimas medidas encaminadas a reducir el déficit fiscal y cumplir con los compromisos contraídos con la Unión Europea ha sido reformar en parte el Impuesto de Sociedades. Antes de la formación de Gobierno, Luis de Guindos anunciaba un adelanto de los pagos fraccionados y, más recientemente, se eliminaron algunas deducciones, lo que en la práctica supondrá un aumento en la carga efectiva del impuesto que afectará, en mayor medida, a las grandes empresas.

Evidentemente, esta modificación tiene un efecto directo sobre la tesorería de las compañías afectadas, pues la mayor carga fiscal que tendrán que asumir las sociedades supondrá una reducción en su liquidez. Pero no acaban aquí los problemas. Muchas pymes y autónomos temen que puedan aumentar todavía más los plazos de pago a proveedores, especialmente en sus relaciones con las grandes empresas.

Leer más »

Nuevo rejonazo fiscal: el Gobierno se plantea eliminar algunas deducciones del Impuesto de Sociedades

2 Comentarios
Nuevo rejonazo fiscal: el Gobierno se plantea eliminar algunas deducciones del Impuesto de Sociedades

Los compromisos contraídos con la Unión Europea siguen suponiendo un verdadero quebradero de cabeza para el Ejecutivo español. Con la legislatura ya en marcha, se buscan poner en marcha mecanismos que garanticen el cumplimiento del déficit. Sin embargo, no hay muchas opciones: o bien se suben los impuestos o bien se rebajan los gastos.

De esta forma, la intención del Ministerio que lidera Cristóbal Montoro es realizar algunos ajustes sobre figuras tributarias muy concretas, especialmente aquellas que no dañen la fortaleza del sistema fiscal español.

Leer más »

El adelanto del Impuesto de Sociedades estará vigente hasta el año que viene (y puede que también en 2018)

Comentar
El adelanto del Impuesto de Sociedades estará vigente hasta el año que viene (y puede que también en 2018)

Después de que Luis de Guindos anunciase el pasado 13 de julio un adelanto en los pagos a cuenta de las empresas, parece que no va a ser cosa solo de un año. La medida estará vigente, al menos, hasta 2017. Y no se descarta que se prolongue también en 2018, en función de la evolución del déficit, según informa Europa Press.

Se trata de una consecuencia evidente de la articulación de esta medida. No debemos olvidar que no se trata de un aumento impositivo como tal, sino de una modificación del fraccionamiento de los pagos a cuenta (desde el 12% actual a entre el 20% y el 25% cuando se apruebe la medida), que se compensará cuando se produzca la liquidación efectiva del impuesto el año que viene. Supone, por tanto, una entrada de efectivo para las arcas del estado por un lado, que supone una salida el año siguiente.

Leer más »

Las mentiras sobre la modificación de Sociedades: ni se sube el tipo ni afectaría (en principio) a las pymes

Comentar
Las mentiras sobre la modificación de Sociedades: ni se sube el tipo ni afectaría (en principio) a las pymes

La pasada semana, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, anunció un endurecimiento en el Impuesto de Sociedades con el fin de recaudar hasta 6.000 millones de euros y reducir de esta manera el déficit público, después de que los ministros de finanzas de la UE diesen luz verde al procedimiento de sanción para España por incumplimiento del objetivo de déficit, que podría saldarse con una multa de 2.000 millones de euros.

Una medida que, por el momento, no se va a llevar a la práctica hasta que no se forme un nuevo Parlamento, pero que ya ha generado una enorme polémica y dado pie a que no pocos medios de comunicación vean estas declaraciones como una forma de subir el impuesto de sociedades y que, además, podría afectar a las pymes. Pues bien, ni una cosa ni, en principio, la otra.

Leer más »
Publicidad

Novedades fiscales para 2016 (I): el Impuesto sobre Sociedades

4 Comentarios
Novedades fiscales para 2016 (I): el Impuesto sobre Sociedades

Se acerca el final de año 2015 y el inicio de un nuevo año fiscal, que viene cargado de novedades en cada uno de los impuestos que conforman el sistema fiscal español y que, por supuesto, también afectan a las pymes y a los autónomos.

Para que no se nos escape nada, comenzamos un pequeño serial en el que repasaremos los principales cambios fiscales que se darán este nuevo año dentro de las grandes figuras impositivas de nuestro país. En este post hablaremos de los cambios que nos traerá el impuesto de sociedades.

Leer más »

Diferencias entre amortización contable y fiscal

Comentar
Diferencias entre amortización contable y fiscal

Todas las empresas, con independencia de su tamaño y del sector donde tengan su actividad habitual, se ven obligadas a contar con una serie de activos con los que sacar su producción adelante. Son los activos fijos, que permanecerán en el balance empresarial durante un tiempo superior a un año.

Dado que el horizonte temporal en el que se utilizarán es generalmente superior al ejercicio contable (un año), es necesario llevar a cabo una serie de regularizaciones, llamadas amortizaciones, como consecuencia del desgaste o depreciación del activo en la medida en la que haya contribuido a generar ingresos para la empresa.

Leer más »

La paradoja del sistema tributario español: mucho esfuerzo fiscal, pero poca recaudación

2 Comentarios
La paradoja del sistema tributario español: mucho esfuerzo fiscal, pero poca recaudación

Siempre se nos ha dicho que nuestro sistema tributario es poco eficiente. Pese a soportar uno de los mayores esfuerzos fiscales de toda la OCDE, los ingresos por impuestos apenas supone el 37,8% del PIB, siete puntos porcentuales menos que la media de la Unión Europea y, desde luego, muy por debajo de países con sistemas de recaudación mucho más efectivos, como Dinamarca, Suecia o Finlandia.

Así que la reforma fiscal pasa a ser una prioridad entre los partidos políticos con representación parlamentaria y aquellos situados muy bien en las encuestas. La ineficiencia en nuestro sistema fiscal no es un problema de tipos impositivos, sino de bases imponibles, lo que se explica por dos erosiones destacables en nuestra base tributaria: por un lado, la existencia de una maraña legal muy compleja compuesta por un importante número de exenciones, deducciones y desgravaciones y, por otra, la gran bolsa de fraude que año tras año se acumula en España.

Leer más »
Publicidad
Inicio