Publicidad

El egoísmo de algunos autónomos que ahora se vuelve contra ellos

El egoísmo de algunos autónomos que ahora se vuelve contra ellos
13 comentarios

Llevamos varios años oyendo hablar de cotizar por beneficios o ingresos reales. Y durante este tiempo una parte del colectivo, que saben que con esta medida les va a tocar pagar más, se han negado sistemáticamente a que se implante. El problema de escupir al cielo es que si no andas con cuidado te puede caer encima. Porque ahora son estos mismos los que en muchos casos reclaman que a ingresos cero, no deben pagar cotización. Es el egoísmo de algunos autónomos que ahora se vuelve contra ellos.

Luego están los que han cotizado por la base mínima, que ahora obligados a cerrar y cuando tienen que cobrar el paro se dan cuenta que con 661 euros no llegan muy lejos. Posiblemente muchos de ellos tenían ingresos superiores a esa base mínima, pero decidieron que mientras que no les obliguen, el dinero mejor en su bolsillo. Bien, señores es el momento de que ustedes utilicen ese dinero que durante años se han ahorrado en cotizaciones como bote salvavidas.

Escucho comentarios de todo tipo. Hay uno que me llama la atención y ya he visto en diferentes lugares: mientras los autónomos están trabajando y abiertos, pero sin clientes, los trabajadores por cuenta ajena están en su casa cobrando sin hacer nada. Es injusto por varios motivos, porque el teletrabajo implica que si se está cumpliendo con sus tareas asignadas, pero desde casa.

Por otro, si están con vacaciones, en muchos casos pactadas con la empresa, están sacrificando su tiempo de descanso en estos días de confinamiento obligatorio. En el peor de los casos están en casa con un ERTE, pero cobrando solo el 70% de su salario. Por otro lado estos asalariados si pagan IRPF en función de salario y circunstancias personales mientras muchos de los que se quejan lo hacen por módulos, pagando mucho menos de los que les correspondería.

Lo que no se puede es aplicar la ley del embudo y querer que siempre nos toque la parte ancha. Son días en los que se viven situaciones dramáticas. Entiendo la desesperación del colectivo, pero también creo que la cotización debería ser el menor de sus problemas. Son los gastos fijos, alquiler, electricidad, etc. o el pago del IVA del primer trimestre los que se llevan la mayor parte del presupuesto.

Nos sirve también en las que nos damos cuenta de cómo se gestionan algunos negocios. Un mes sin ingresos significa la ruina. Y esto es un problema. Hay muchos que están diciendo que no pueden aguantar un mes. Dicho de otra manera, están levantados sobre unos cimientos de cristal, que su plan de negocios era una farsa y su capacidad financiera insuficiente. Y darnos cuenta que muchos no son empresarios, sino autoempleados y que el mito del emprendedor, para algunos fue solo eso, un mito, una ilusión que tenía más de acto de fe que de realidad.

Imagen | ractapopulous

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios