Compartir
Publicidad

Formas de reconocer el trabajo bien hecho por los empleados

Formas de reconocer el trabajo bien hecho por los empleados
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hay nada más desalentador que hacer bien tu trabajo y que tus superiores no tengan una palabra amable. Cuando hablamos del salario emocional, se da por hecho que el ambiente laboral es positivo. Siempre se menciona a los compañeros y al bien que nos hace sentirnos parte de un equipo.

Pero siendo francos, lo anterior, más el sueldo como el hecho de que tu jefe tenga unas palabras halagadoras respecto a tus funciones, es realmente gratificante. No se trata de emplear frases hechas en los blogs, o en las redes sociales de la empresa. La forma de reconocer el trabajo bien hecho por los empleados se expresa mejor en tres dimensiones.

¿Por qué cuesta tanto reconocer el trabajo de los demás?

Porque se está demasiado ocupado en dirigir una pequeña o gran empresa y se dan por sentadas muchas cosas. Cuando se produce una huelga o en situaciones menores, falta un empleado durante una semana es cuando se echa en falta su valía.

Casi parece un milagro cuando tropiezas con un gerente que traslada a la realidad los mantras que nos repiten:

  • Hay que cuidar del empleado. Que se sienta valorado. Parte de un equipo donde su labor es imprescindible.

  • Hay que practicar la empatía. Conocer hasta donde él quiera qué está sucediendo en su vida personal y cómo puede estar afectando a su productividad.

Cuidado con el hombre que habla de poner las cosas en orden. Poner las cosas en orden siempre significa poner las cosas bajo su control. Denis Diderot

Reconocer lo que se ha hecho bien y no señalar sólo los errores

Una situación habitual es la de llevarnos una reprimenda por algún fallo. Es humano, es normal y hay maneras de lo más diplomáticas de llamar la atención. No es agradable para ninguna de las partes pero necesario.

¿Pero qué sucede a la hora de reconocer que las cosas se están haciendo bien? Un halago a tiempo es sinónimo de: eres valioso para mi empresa.

El ambiente laboral es fundamental, pero tampoco viene mal un ascenso, una conversación donde reconocer los esfuerzos y los logros. ¿De veras es tan costoso? Por la ausencia de estos detalles, si se cruza otra oportunidad, el trabajador la tomará.

Puedes estar muy cómodo en una empresa pero sentir que no sólo eres un número sino que además, las ganas y el intentar hacer todo bien no sirve. No hay frutos. Ni en forma de salario emocional ni tan siquiera en forma de un escueto, "buen trabajo".

En Pymes y Autónomos|¿Estás "quemado" en tu trabajo? Estos son algunos de los signos que lo evidencian

Imagen|PIRO4D

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio