Publicidad

RSS seguridad social

Calcular la pensión por toda la vida laboral cotizada, ¿qué le supone esto a un autónomo?

Comentar
Calcular la pensión por toda la vida laboral cotizada, ¿qué le supone esto a un autónomo?

El Gobierno del Partido Popular ha propuesto, a través de la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo, que para el cómputo de la pensión de jubilación se calcule de forma voluntaria tomando como base toda la vida laboral, y no los 21 últimos años como ocurre en 2018, un periodo de cómputo que aumentará hasta los 25 años en 2022.

Esta posibilidad será especialmente beneficiosa para aquellos trabajadores que hayan sido despedidos de sus empresas al final de su vida laboral o aquellas personas que hayan tenido que recurrir al autoempleo, donde normalmente las pensiones son mucho menores debido a que, en la mayoría de los casos, también lo son las cotizaciones satisfechas.

Evidentemente, el carácter voluntario de la medida no perjudica a nadie, pues aquellos futuros pensionistas que así lo deseen pueden seguir utilizando los 21 últimos años para su cálculo, cuando normalmente los trabajadores consiguen también los salarios más elevados, al final de su vida laboral. Y si nos perjudican estos últimos 21 años, siempre podemos elegir la totalidad de la vida laboral.

Pero, ¿qué efectos puede tener esta medida en el caso de los autónomos? Pues prácticamente lo mismo que para los asalariados. Beneficiará a aquellos trabajadores que hayan pasado los últimos años de su vida laboral sin empleo y perjudicará en cierto modo a aquellos autónomos que coticen en los últimos años de vida por una base superior a la mínima.

No hay que olvidar que, a partir de los 48 años, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos obliga a aumentar la base de cotización por encima de la mínima. A 1 de enero de 2018, estos trabajadores estaban obligados a escoger su base entre las cuantías de 992,10 y 2.023,50 euros mensuales, que es aproximadamente el periodo de tiempo que se utilizaba para el cómputo de la pensión.

Dicho de otro modo, lo más probable es que un autónomo que haya estado cotizando desde bien joven no le compense escoger toda su vida laboral para el cálculo de la pensión, especialmente si, como el 85% de los autónomos, ha escogido cotizar por la base mínima de cotización.

Imagen | RitaE

En Pymes y Autónomos | ¡Atención, autónomos! Estos son los nuevos requisitos para acceder a la jubilación en 2018

Leer más »

Los autónomos no tienen quien pague su pensión

1 Comentario
Los autónomos no tienen quien pague su pensión

Tres cotizantes por cada pensión pagada. Este es el cálculo que la UPTA hace para que se tomen medidas de forma urgente. Además el RETA pierde cotizantes, por lo que los autónomos no tienen quien pague su pensión.

Parece una situación que va a llevar a la bancarrota del sistema de pensiones de prolongarse en el tiempo. Actualmente hay 3.210.888 autónomos y los pensionistas derivados del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) llegan a 1.953.246. Si a esto se sumamos que la cotización a la Seguridad Social se realiza sobre bases mínimas de 910 euros en el 80% de los casos, el resultado es que se necesitan tres cotizantes para cubrir el pago de una pensión.

Leer más »
Publicidad

Cotizar por ingresos reales o un plan contra la morosidad: así es la reforma para los autónomos que propone UATAE

Comentar
Cotizar por ingresos reales o un plan contra la morosidad: así es la reforma para los autónomos que propone UATAE

No cabe duda que los trabajadores autónomos son verdaderos expertos en buscar soluciones a los problemas empresariales. Sin embargo, la maraña legal española todavía sigue provocándoles verdaderos dolores de cabeza y unos costes difíciles de sobrellevar.

Por esta razón, la Unión de profesionales autónomos UATAE ha elaborado una pequeña guía con el título "Las 5 de los autónomos" para encontrar ese marco legal que permita encontrar la estabilidad, protección y prosperidad que el colectivo necesita. Estas son las propuestas.

Cotizaciones según ingresos

Se trata de una de las quejas más habituales por parte del colectivo autónomo. La necesidad de cotizar en función de los ingresos reales ha ido en la mayoría de programas políticos de cara a las elecciones generales pero, hasta ahora, todavía no ha habido nadie que lo haya puesto en marcha. Sin embargo, todavía sigue siendo una necesidad imperiosa, por dos razones: por un lado, para garantizar los derechos que los autónomos se merecen y, por otro, para superar el actual sistema deficitario.

Pensiones, paro y baja laboral

En la actualidad, los autónomos reciben una pensión de jubilación 500 € menor que la de un trabajador asalariado, el cese de actividad no alcanza el 1% de los beneficiarios y las bajas laborales son prácticamente inalcanzables. Por esta razón, conviene cotizar según los ingresos o, incluso, introducir el RETA dentro del Régimen General, tal y como ha hecho Francia este mismo año.

Financiación

Se trata de uno de los mayores hándicaps de los emprendedores. Obtener liquidez mediante financiación adaptada a cada circunstancia se está convirtiendo en una dificultad añadida. Hoy en día, los Presupuestos Generales del Estado soportan una elevada carga para paliar las deficiencias del sistema de cotizaciones deficitario. Que este esfuerzo sirva para garantizar financiación a los autónomos se torna en una necesidad básica.

Ley de Segunda Oportunidad

A pesar de la entrada en vigor de algo similar a un concurso de acreedores para personas físicas, lo cierto es que ahora mismo no está siendo todo lo eficiente que se esperaba, lo que provoca en última instancia que muchos autónomos se vean abocados a la quiebra. De hecho, un autónomo que echa el cierre tiene decretada la muerte civil. UATAE propone que la actual ley involucre a la administración como acreedor, una ampliación de los plazos, determinar el interés 0% y posibilitar la exención con la administración.

Atajar la morosidad

Uno de los mayores problemas de cualquier autónomo es la morosidad. Ni la Ley de Morosidad ni el plan de pago a proveedores han supuesto una mejora en este sentido, y las administraciones no han hecho más que ampliar sus periodos de pago a proveedores. Por esta razón, se propone una preferencia de cobro de autónomos y PYMES en la administración pública, y un sistema sancionador para la deuda entre privados.

En Pymes y Autónomos | La cruda realidad del autónomo: son necesarias 26 altas para consolidar un solo puesto de trabajo

Imagen |

Leer más »

¡Atentos, autónomos madrileños! A partir de 2018, podréis disfrutar de la tarifa plana durante dos años

3 Comentarios
¡Atentos, autónomos madrileños! A partir de 2018, podréis disfrutar de la tarifa plana durante dos años

A partir del 1 de enero de 2018, y después de la aprobación de la ley de autónomos, los nuevos trabajadores podrán beneficiarse de la ampliación de la tarifa plana un año más, de seis meses a un año completo. Sin embargo, los autónomos que se den de alta en la Comunidad de Madrid podrán disfrutar de esta bonificación durante un año más; en total, dos años completos pagando una cuota de tan solo 50 euros en caso de que el autónomo opte por cotizar por la base mínima.

Así lo ha informado el Ejecutivo autonómico este mismo sábado. Esta medida supondrá un ahorro para los nuevos profesionales de más de 5300 € para los nuevos trabajadores de la región, lo que tendrá un impacto presupuestario de unos 16,4 millones de euros para las arcas de la Comunidad de Madrid.

En realidad, no se trata de una medida nueva, pues la Comunidad de Madrid ya viene aplicando esta bonificación adicional de un año desde mayo de 2016, de la que ya se han beneficiado más de 10.000 autónomos. La única duda que quedaba es si esta ayuda se mantenía cuando entrase en vigor la ampliación de la tarifa plana prevista en la ley de autónomos, algo que ya se ha confirmado.

A esta ampliación se le suma el resto de bonificaciones a las que pueden acceder los autónomos durante los doce meses siguientes: un 50 % de reducción de la tarifa plana los seis meses siguientes y un 30 % los seis siguientes, hasta completar tres años en la Comunidad de Madrid. En total, un autónomo que cotizase por la tarifa plana podría ahorrarse unos 6700 € en total, unos 185 € al mes.

Hay que recordar que esta tarifa plana solo estará disponible para los nuevos autónomos que no hayan estado de alta, como mínimo, durante los dos años previos a la solicitud de la misma. Es una de las novedades introducidas dentro de la tarifa plana pues, hasta ahora, eran cinco años.

En Pymes y Autónomos | Se suprime el IAE en la comunidad de Madrid

Imagen | Simon

Leer más »

El paro de los autónomos sigue sin ser atractivo; las cotizaciones por cese de actividad caen un 11% en 3 años

1 Comentario
El paro de los autónomos sigue sin ser atractivo; las cotizaciones por cese de actividad caen un 11% en 3 años

El cese de actividad sigue sin estar dentro de las necesidades de los autónomos. El hecho de ser una cotización que, desde 2015, es opcional pero, sobre todo, la dificultad para acceder a la prestación una vez el trabajador se ve en la necesidad de dejar de trabajar hace que muchos autónomos opten por no cotizar por este concepto y se queden con parte de sus ingresos.

No en vano, y de acuerdo con los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, los ingresos obtenidos por cotizaciones por cese de actividad han caído un 11 % en los últimos tres años, desde los casi 150 millones de euros hasta los 132,6 previstos para este año que acaba.

Y es que apenas un 15 % de los más de 3,2 millones de autónomos que estaban registrados el pasado mes de septiembre cotizan por cese de actividad (499.234 trabajadores). Un 85 % de los trabajadores integrados en el RETA, por tanto, consideran prescindible esta cobertura.

El hecho de que, además, las prestaciones por cese de actividad estén financiadas exclusivamente con las cotizaciones específicas de dicha contingencia ha provocado un endurecimiento en los supuestos para acceder a ella, y que esté en permanente déficit. Los requisitos son estrictos y la prestación no suele superar los 600 euros al mes, lo que deja fuera al 60% de los solicitantes.

Ha sido, precisamente, el cambio normativo que se llevó a cabo en 2015 el que ha provocado esta situación. Inicialmente, la cobertura de la protección por cese de actividad estaba vinculada a la protección de contingencias profesionales, pero la modificación de la Ley de Mutuas estableció la voluntariedad de la protección.

De hecho, desde el máximo de 2012 (de 659.669 personas) y, sobre todo, desde la puesta en marcha de la ley en 2015, la cifra no ha dejado de menguar. Y el futuro puede ser aún peor.

En Pymes y Autónomos | Se aprueba el DUE para la extinción y cese de actividad de la empresa

Imagen | Engin_Akyurt

Leer más »

Autónomos que no llegan al SMI, ¿por qué pagan la misma cotización que un notario?

3 Comentarios
Autónomos que no llegan al SMI, ¿por qué pagan la misma cotización que un notario?

Una de las cuestiones sobre las que existe más debate en la reforma del RETA es la libertad de cotización. Los autónomos tienen la libertad para elegir su cuota de cotización, donde la gran mayoría opta por la base mínima de 919,80 euros, independientemente de si sus ingresos no llegan a los 9.907,80 euros del salario mínimo como los que ganan más de 60.000 euros anuales.

Son dos situaciones extremas pero lo cierto es que no parece lógico que ambos tengan las mismas obligaciones. En el saco del RETA caben todo tipo de trabajadores por cuenta propia, aquellos que llegan justos a final de mes y aquellos que tienen grandes ingresos. Y aquí hablamos de rendimientos netos, no de facturación.

Leer más »
Publicidad

¿Eres administrador único de una sociedad? Cuidado, tienes más responsabilidad de la que quizá piensas

Comentar
¿Eres administrador único de una sociedad? Cuidado, tienes más responsabilidad de la que quizá piensas

La Ley establece que todas las sociedades mercantiles, ya sean sociedades unipersonales, anónimas o de responsabilidad limitada, deben contar con un órgano de gestión, personalizado en la figura del administrador único, administradores mancomunados o solidarios o un consejo de administración.

En el caso de una pequeña empresa, es habitual que esta figura la asuma una sola persona como administrador único. En algunos casos, se trata de una figura puramente simbólica, que en teoría no desea asumir ningún tipo de responsabilidad sobre la gestión de una sociedad; tal es el caso de familiares o amigos de los socios que aceptan el cargo a cambio de un pequeño salario, con la promesa de que ellos no tendrán que hacer nada en el día a día de la sociedad más allá de firmar ciertos trámites administrativos y aprobar las decisiones tomadas por los socios.

Sin embargo, ser administrador de una sociedad conlleva una serie de responsabilidades que, en algunos casos, pueden tener consecuencias penales. Así que, si estás en esta situación, debes saber cómo te afecta firmar cualquier documento en diversos ámbitos legales.

Ámbito laboral

En el caso de que haya algún tipo incumplimiento de la normativa, por ejemplo, un impago de las cotizaciones sociales, la Tesorería General de la Seguridad Social va directamente contra el administrador o administradores de la sociedad. Esta conducta se considera una infracción muy grave que puede ser considerada como delito penal, y no meramente administrativo.

Ámbito tributario

Al igual que ocurre con los incumplimientos de la normativa en materia de Seguridad Social, la Agencia Tributaria también podría exigir el pago de las deudas al administrador, por ser responsables subsidiarios de la sociedad, de acuerdo con el artículo 43 de la Ley 58/2003.

Ámbito mercantil

De acuerdo con el artículo 236 de la Ley de Sociedades de Capital:

Los administradores responderán frente a la sociedad, frente a los socios y frente a los acreedores sociales del daño que causen por actos u omisiones contrarios a la Ley o a los estatutos, o bien por los realizados incumpliendo los deberes inherentes al desempeño del cargo, siempre y cuando haya intervenido dolo o culpa.

Ámbito penal

Un administrador puede ser sancionado por delitos como falsear cuentas, estafas, delito fiscal o laboral, alzamiento de bienes, etc.

Así que, si estás en esta situación, y has aceptado el cargo sin saber exactamente qué consecuencias puede tener este cargo, lo mejor es que consultes con un experto para evitar tener que perder parte de tu patrimonio en caso de que concurra alguno de estos supuestos.

En Pymes y Autónomos | El administrador de una sociedad siempre ha de cotizar

Imagen | FotografieLink

Leer más »

¿Qué es el complemento a mínimos de la pensión del autónomo y por qué te interesa?

Comentar
¿Qué es el complemento a mínimos de la pensión del autónomo y por qué te interesa?

Una de las medidas estrella de la nueva ley de autónomos ha sido poder jubilarse cobrando el 100% de la pensión y seguir trabajando. Para ello tiene que tener contratado al menos a un trabajador por cuenta ajena. Pero como todo en esta ley parece tener truco. La clave está en el complemento a mínimos de la pensión del autónomo.

Aproximadamente uno de cada tres autónomos que se jubilan tienen en este complemento a mínimos. Lógicamente los autónomos que necesitan seguir trabajando llegada la edad de jubilación serán aquellos que han cotizado por la base mínima y tienen una pensión menor. Son en su mayoría los que tienen complemento a mínimos. Y el problema es que aunque cobren en 100% de su pensión, la Seguridad Social al seguir trabajando no abonará dicho complemento.

Leer más »

Intenta no retirarte antes de tiempo. Este es el impacto sobre tu pensión de la jubilación anticipada

2 Comentarios
Intenta no retirarte antes de tiempo. Este es el impacto sobre tu pensión de la jubilación anticipada

Para muchos autónomos, el momento de nuestra jubilación está cada vez más cerca que nunca y toca hacer cuentas. La cuantía de la pensión depende de numerosos factores, como las bases de cotización que hayamos tenido durante nuestra vida laboral, los años cotizados y, sobre todo, la antelación con la que nos jubilemos. Y es que este último elemento tiene más impacto de lo que nos imaginamos, pues puede reducir de forma notable la pensión que recibamos en el momento de la jubilación.

Pero, ¿qué ocurre si me jubilo antes de la edad de jubilación? Si bien solo es posible jubilarse tener cumplida una edad que sea como poco, dos años inferior a la edad legal de jubilación, hacerlo antes de ese momento puede tener bastante penalización. Esto es debido a los conocidos como coeficientes reductores, unos porcentajes que se aplican sobre la base reguladora de la pensión, y que reducen la cuantía percibida en función de la antelación sobre la edad legal de jubilación, que en 2017 es de 65 años y 5 meses, con la que nos jubilemos. Estos coeficientes se aplican por cada trimestre que hayamos dejado de cotizar, y desde 2013 se han endurecido de manera significativa:

  • Coeficiente del 2% por trimestre cuando se acredite un período de cotización inferior a 38 años y 6 meses.
  • Coeficiente del 1,875% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y 6 meses e inferior a 41 años y 6 meses.
  • Coeficiente del 1,75% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses e inferior a 44 años y 6 meses.
  • Coeficiente del 1,625% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.​

Pero, entonces, ¿cómo quedaría mi pensión? Supongamos un trabajador que tenga 63 años y 5 meses ahora, que haya empezado a cotizar a los 25 años y que esté pensando en jubilarse próximamente, antes de la edad ordinaria de jubilación. Si tuviese una base reguladora de 1.500 €, su pensión quedaría de la siguiente manera:

Edad de jubilación

Cotización acreditada

Trimestres hasta la jubilación

Porcentaje de reducción

Pensión total

63 años y 5 meses

38 años y 5 meses

8

16%

1.260 €

63 años y 11 meses

38 años y 11 meses

6

11,25%

1.331,5 €

64 años y 5 meses

39 años y 5 meses

4

7,5%

1.387,5 €

64 años y 11 meses

39 años y 11 meses

2

3,75%

1.275 €

65 años y 5 meses

40 años y 5 meses

0

0%

1.500 €

Jubilarnos antes de la edad legal puede hacernos perder cerca de la mitad de la pensión a que tendríamos derecho

Es decir, jubilarnos antes de tiempo puede tener un impacto sobre nuestra pensión de casi un 20% de la pensión a que tenemos derecho, lo que puede causar una pérdida significativa de poder adquisitivo en el momento de jubilación. No hay que olvidar, además, que, debido a la reforma del sistema de pensiones, la edad ordinaria de jubilación se va a ir retrasando hasta que en 2027 llegue a los 67 años, lo que penalizará aún más si cabe la jubilación anticipada.

Por esta razón, conviene hacer números antes de jubilarse y calcular si realmente nos compensa retirarnos de manera anticipada.

En Pymes y Autónomos | Así quedarán las bases de cotización mínimas y máximas para 2017

Imagen | SkitterPhoto

Leer más »

¿En qué consiste el sistema de reparto de la Seguridad Social y qué problemas tiene?

Comentar
¿En qué consiste el sistema de reparto de la Seguridad Social y qué problemas tiene?

Llega el momento de la jubilación y toca recibir esa pensión por la que hemos estado cotizando durante toda nuestra vida laboral. Estas cotizaciones garantizan que, a los 65 años, y después de casi 40 trabajando, podamos retirarnos con, al menos, el mismo nivel de vida que teníamos cuando estábamos en activo.

En España, de hecho, la relación entre la primera pensión y el último sueldo recibido, conocido como tasa de reemplazo, es superior al 80%, una de las más altas de toda la OCDE. Sin embargo, hay numerosos expertos que alertan que esta relación puede ser incluso peor en los próximos años.

Pero, ¿cómo funciona exactamente el sistema de la Seguridad Social en España? A pesar de que muchas personas piensan que sus cotizaciones van satisfaciéndose a un fondo individual que se mantiene inalterado hasta que nos jubilamos, lo cierto es que su funcionamiento dista mucho de ser así.

A través del conocido como sistema de reparto, los cotizantes actuales pagan las pensiones de los jubilados actuales, con la esperanza de que, cuando los primeros pasen a formar parte de la población pasiva, sean recompensados del mismo modo. Este modelo hace que, en realidad, no tenga por qué haber una relación entre las cotizaciones del trabajador y lo efectivamente recibido en el momento de la jubilación.

Así es como realmente está diseñado el sistema de la Seguridad Social en España, un sistema de solidaridad intergeneracional que se va actualizando conforme se van jubilando los trabajadores actuales. Ahora bien, este sistema no está exento de problemas; es necesario que haya una proporción razonable entre proporción activa y pasiva, conocida como tasa de dependencia, para que las cotizaciones actuales sean suficientes como para satisfacer las pensiones actuales.

Una baja tasa de dependencia, el principal riesgo

Según la mayoría de expertos, para que un sistema de reparto sea sostenible, la tasa de dependencia debe ser superior a dos. De otra forma, se podrían poner en riesgo las pensiones actuales por no haber fondos suficientes como para satisfacerlas. De hecho, en España, y como consecuencia de la grave crisis económica que hemos vivido, la tasa de dependencia ha disminuido desde sus máximos en 2007 (de 2,71) hasta poco más de dos en 2017.

Esta situación puede agravarse aún más si cabe si tenemos en cuenta que, en los próximos años, las proyecciones poblacionales apuntan a un mayor envejecimiento de la población española. De hecho, y según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de nacimientos habrá descendido más de un 23% en 2.023 y un 35% para 2.050, mientras que el número de personas con 65 años aumentará un 12% para 2.023 y casi un 6% para 2.050. Si tenemos en cuenta ambos factores, nos daremos cuenta de que la inversión en la pirámide de población puede provocar que los pensionistas futuros no tengan garantizada su prestación en igualdad de condiciones a como lo hacen en la actualidad.

¿Y qué papel tiene la hucha de las pensiones?

En el año 2000, y con el objetivo de garantizar la sostenibilidad del sistema de reparto de la Seguridad Social, el Gobierno creó el Fondo de Reserva, más conocido como hucha de las pensiones. Este fondo se creó como un estabilizador anticíclico, que debería aumentar con los superávits de la Seguridad Social para que, en momentos de déficit, se pudiesen financiar las pensiones gracias a las aportaciones previas.

De hecho, desde su constitución, se han dotado al Fondo de Reserva 53.598 millones de euros. Sin embargo, y debido sobre todo a la difícil situación económica que ha atravesado España en los últimos años, el Gobierno ha tenido que echar mano de la hucha de las pensiones para satisfacer algunas prestaciones en varias ocasiones. En concreto, en 2015 se realizaron disposiciones por valor de 13.250 millones de euros y en 2016 estas disposiciones aumentaron hasta los 20.136 millones de euros. En total, el Gobierno ha gastado un total de 67.337 millones de euros.

Si en 2017 se sigue el ritmo de disposición de los últimos años, lo más probable es que la hucha se agote en 2018. Y aquí es donde, en caso de que no se vuelva a reponer con mayor empleo, tendremos un problema. Habrá que encontrar una alternativa para financiar las pensiones, y ya son muchos los expertos que abogan por financiar las pensiones a través de los Presupuestos Generales del Estado.

El futuro factor de sostenibilidad, que entrará en funcionamiento en 2019, debería servir para corregir dicho déficit, aunque tendrá como contrapartida una reducción en las prestaciones de los futuros pensionistas.

En Pymes y Autónomos | Así quedará la tarifa plana de la Seguridad Social tras la aprobación de la nueva Ley de Autónomos

Imagen |

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos