Compartir
Publicidad

Pensiones y reforma laboral, los retos pendientes de la nueva Ministra de Trabajo

Pensiones y reforma laboral, los retos pendientes de la nueva Ministra de Trabajo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Magdalena Valerio tomará hoy posesión de su cargo de Ministra de Trabajo. Dos son los grandes temas que tiene encima de la mesa para abordar en los dos años que como máximo quedan para las elecciones, pensiones y reforma laboral. Son temas complejos a los que además se suma la necesidad de consenso entre todas las fuerzas políticas.

Por lo que tiene que ver con la reforma laboral, la recuperación de la negociación colectiva es una de las prioridades. Pero también temas candentes como la temporalidad o los falsos autónomos. Y esto pasa por potenciar mucho más un organismo como la Inspección de Trabajo. De nada sirve legislar si no hay un órgano de control encargado de que se cumpla.

Pero no va a ser fácil con un Gobierno en minoría donde tienen que ponerse de acuerdo diferentes sensibilidades, desde partidos más conservadores como PNV o PDCat a otros más progresistas como Unidos Podemos o ER. Nada nuevo por otro lado, las grandes reformas siempre necesitan de un consenso muy amplio para que duren.

Por lo que respecta a las pensiones, Valerio tiene claro como hacer sostenible el sistema a largo plazo y esto solo pasa por aumentar sus ingresos. Para hacerlo posible tendrán que aumentar empleo, salarios y se creará un impuesto especial para financiar el sistema.

Esta es la gran especialidad de la Ministra, un tema en el que lleva tiempo trabajando y en la que espera lograr en consenso dentro del Pacto de Toledo. Aspectos como el factor de sostenibilidad o que las pensiones estén ligadas al IPC también son cuestiones que tiene encima de la mesa en su ministerio.

A esto tenemos que sumarle la reforma del RETA, donde los trabajos de la Comisión en el Congreso ya están avanzados. Como en los dos casos anteriores, el tiempo es el mayor enemigo para sacarlo adelante en lo que queda de legislatura. Hay que recordar que el PSOE llevaba en su programa que los autónomos que no lleguen al sueldo mínimo tengan una tarifa superreducida o no paguen nada, así como la cotización según ingresos, una forma de aumentar la recaudación de la Seguridad Social.

Veremos que pasos se van dando y cual es la capacidad para acordar las reformas necesarias entre todos los grupos. Lo cierto es que habrá que ver que puntos se priorizan. Lo que no parece estar en cuestión es el coste del despido, algo que salvo sorpresa se mantendrá constante.

En Pymes y Autónomos | Balance de un 2017 difícil para los nuevos pensionistas: se jubilarán diez veces menos autónomos que asalariados

Imagen | Ignacio Renuncio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio