Ni "caballero" ni "dama": denuncia por transfobia en un supermercado

Ni "caballero" ni "dama": denuncia por transfobia en un supermercado
2 comentarios

Cristina acudió al supermercado y al ver las cajas de autopago decidió poner una reclamación. Lo hizo porque pensaba que esa opción es molesta para algunos los clientes y quita el trabajo a las personas. Hasta ahí, todo normal. Se acercó una de las encargadas y ésta le llamó "caballero".

Decidió corregirla aclarando que era una mujer trans, para que no se refiera a ella en masculino. La trabajadora, sin embargo, siguió llamándole "caballero". Hubo una discusión y la empleada del supermercado le pidió perdón, pero utilizando el término de manera repetitiva, según Cristina.

¿El cliente siempre tiene la razón?

Cuando era niña, veía en televisión a una señora alta y guapísima llamada Bibi Andersen, ahora Bibiana Fernández. Era artista, actriz y más tarde supe que había cambiado de sexo porque algunas personas nacían en un cuerpo de hombre, pero se sentían mujeres. Fin del asunto.

Que trabajar cara al público es complicado ya lo sabemos. Que en 2023 te pongan una denuncia por transfobia por llamar "caballero" a una persona que admite que su aspecto es el de un varón, es posible. ¿Motivo de despido? En este caso no se ha considerado una falta por parte de la trabajadora.

Volviendo al caso que nos ocupa, es cierto que por su aspecto sea natural pensar que no es una mujer, aunque aclarara que es una mujer trans a la trabajadora del supermercado y así lo contaba en la SER.

Según recoge EL PAÍS: En tres días, el episodio ha desatado una cascada de ataques tránsfobos —entre los que se incluye el partido de ultraderecha Vox— a Alias y a todo el colectivo LGTBI, y muestras de apoyo a la actuación de la supervisora.

La trabajadora no será despedida

La trabajadora sufrió un episodio de ansiedad. Su jefe la mandó a casa y no va a ser despedida. Se pidió disculpas a la persona perjudicada pero no fue considerado un motivo para el despido por parte del supermercado donde ocurrieron los hechos.

Comparto lo dicho por Bibiana Fernández hace unos meses en una entrevista: "Yo quería ser mujer y lo conseguí, lo de mujer trans es algo nuevo. Mi vida entera es una reivindicación".

En cuanto a la transfobia, en una de las guías contra la transfobia en el ámbito laboral de 2020, se recaba información para definir actos sospechosos de discriminación a una persona sólo por ser trans.

Aquí hablamos de pymes y de autónomos. Pero todo escenario es contemplado si puede ser de interés para el lector. Si se pregunta cómo actuar ante un caso semejante en su negocio, sólo podemos decir que llamar caballero a una persona que viste como tal, no es delito, pero herir sensibilidades es fácil y es mejor evitarlo, aunque en ocasiones resulte complejo.

Vivimos tiempos complicados para vivir

¿Es hora de montar en un Delorian y revisar una entrevista donde el actor Paco Martínez Soria y Bibiana Fernández hablaban con educación y respeto sobre su cambio de sexo? A veces me pregunto si hemos retrocedido en vez de avanzar en cuanto a tolerancia en muchos campos.

O lo compleja que se ha vuelto la sociedad donde resulta comprensible que una trabajadora no entienda que un hombre vestido como un hombre, que va sin afeitar pueda ser llamado como tal. La alusión a la que la ropa no nos define es un tanto difícil de sostener.

O cuando cualquier comportamiento es elevado a la altura de una fobia o agresión. ¿Debió dejar de llamarle caballero cuando se lo pidió? Sí. ¿Es lógico que pensara que lo era? Sí. Ambas partes son las perjudicadas.

Lo que necesitamos hoy día es mucha empatía porque hace falta tanto dentro como fuera de las empresas. Esto es la vida, no una película de malos y buenos. No está en juego la reputación de un supermercado sino algo diferente que ni la que escribe sabe ya lo que es.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio