Horario flexible y teletrabajo híbrido, por qué tienen más sentido que nunca con los costes energéticos disparados

Horario flexible y teletrabajo híbrido, por qué tienen más sentido que nunca con los costes energéticos disparados
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Uno de los mayores problemas que están afrontando este año las empresas es el aumento de los gastos energéticos. No solo en lo que se refiere a carburantes, sino también a la energía eléctrica donde muchos han visto como se disparaba la factura. Por eso ahora que se acerca el verano muchos tiemblan solo de pensar lo que puede representar el gasto de climatización. Y es el momento de apostar por reducirlo. Los horarios flexibles y el teletrabajo híbrido tienen más sentido que nunca con los costes energéticos disparados.

Porque beneficia tanto a los empleados como a la empresas. Por un lado el empleado ahorra en gastos de desplazamiento, sobre todo si se utiliza el vehículo privado para acudir al puesto de trabajo, pero incluso si se desplazan en transporte público será más fácil hacerlo.

Menos gasto de combustible

Y lo hace de dos manera diferentes, por un lado si trabaja desde casa no tiene que gastar dinero en combustible  ni tiempo en el trayecto. Y si esto se realiza un par de días en semana, a final de mes el resultado puede ser un ahorro de un depósito fácilmente.

Pero también si tenemos una horario flexible, que no implique entrar todos a la misma hora y evitar en la medida de lo posible la hora punta, vamos a desplazarnos a nuestro lugar de trabajo más rápido, con menos atascos y con un consumo de combustible mucho menor.

No solo se trata de un ahorro de tiempo y energía, también de estar más descansados para hacer nuestro trabajo. Con el aumento de la temperatura, el trayecto al trabajo con calor puede hacer que lleguemos más cansados, que nuestra capacidad de concentración merme o incluso más irritables simplemente por el hecho del aumento de las temperaturas que hacen más complicado todo.

Y un menor coste energético para la empresa

Para la empresa este trabajo híbrido puede reducir el número de horas que los empleados pasan en la oficina, por ejemplo, haciendo que por las tardes muchos cumplan con su cometido desde casa.

Pero también que existan un menor número de aires acondicionados conectados, al existir menos gente en el mismo espacio o zonas que directamente ya no tienen a nadie. Y esto supone un ahorro en climatización que llegado el verano puede ser bastante importante.

La jornada continua es otra de las medidas que puede ayudar a reducir dicho gasto. No todas las empresas aplican esta jornada, aunque en verano es cierto que muchas tienen esta opción. Pero si pensamos en el coste de mantener la oficina abierta durante las tardes, especialmente si tenemos un horario extendido, tal vez a muchas empiecen a cuadrar los números.

No solo se trata de climatización en verano, en invierno es calefacción e iluminación. Y todo por extender los horarios para que unos pocos empleados, no todos, trabajen más tiempo hasta las 19 o las 20, normalmente aquellos que han hecho pausas más prolongadas para el almuerzo o la comida.

Porque si miramos la productividad en muchos casos estos horarios extendidos no se sostienen. Tampoco si miramos la cantidad de operaciones o de clientes que atendemos en estas horas de la tarde en la que no queremos cerrar en muchos casos por miedo a perder clientes. No dejaremos de hacerlo, solo que en muchos casos los empleados lo harán desde sus casas.

Temas
Inicio