Publicidad

Cuando un jefe pide a los trabajadores consejo porque no sabe liderar

Cuando un jefe pide a los trabajadores consejo porque no sabe liderar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Liderazgo siempre va de la mano de escuchar a los trabajadores, estar abierto a nuevas ideas, en definitiva, practicar la escucha activa y apostar por la humildad. ¿Pero qué ocurre cuando un jefe pide consejo a los trabajadores o colaboradores porque no sabe tomar decisiones? Obviamente no hablamos de un buen líder, nos encontramos a una persona frente a un negocio que no es capaz de lidiar con problemas.

Cuando un jefe se muestra inseguro, que no ávido de conocer opiniones del resto de la plantilla, sólo demuestra inseguridad y genera cierto rechazo hacia la persona que es 'consultada'. "Si habla mal de este compañero, ¿lo haré de mí cuando no estoy?", esa es la cuestión.

Si un compañero llega tarde, un buen jefe habla con él directamente

Eso sería lo lógico. Cuando uno asume una responsabilidad lo hace para los buenos y malos momentos. Si sólo se dedica a trabajar mucho, que los demás vean que se quema las pestañas pero luego, es incapaz de mostrar firmeza a la hora de llamar la atención a un empleado que llega media hora o un hora tarde,¿de veras es la persona ideal para estar al frente?

En general, no gusta tener que ponerse serio con un trabajador y aunque sea un adulto, recordarle que ha de llegar a su hora o cuestiones similares. Las situaciones incómodas, también lo son para los compañeros que sí llegan puntuales e incluso se vuelcan más en la empresa que el susodicho. Sobre todo, si ven a un jefe titubear ante la idea de qué hacer.

La inseguridad, es mala compañera para un jefe

Si en vez de delegar, consultar con su equipo, lo que pretende es que éste realice las tareas que le desagradan, no llevará a buen puerto su empresa. A una plantilla le gusta sentir que alguien toma las decisiones, que son escuchados, pero que hay alguien al mando.

Es como si en un equipo de baloncesto cada jugador hiciera lo que quisiera porque todos son buenos y destacan en algo, y el entrenador no es capaz de fusionar ese talento por miedo a equivocarse.

Si un jefe se muestra inseguro ante un empleado y le pide a otro que o bien resuelva un asunto que le compete o critica a un cliente, no sólo demuestra falta de profesionalidad, también un carácter débil que quizás sea positivo en otras facetas personales pero no en el ámbito laboral.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir