Hablar de recuperación para sectores con trabajadores en ERTE parece un chiste de mal gusto

Hablar de recuperación para sectores con trabajadores en ERTE parece un chiste de mal gusto
1 comentario

Los índices macroeconómicos están dando buenos resultados. Aumenta la afiliación a la Seguridad Social, se recuperan los beneficios empresariales y todo parece indicar que estamos en el camino de la recuperación. En su fase inicial, pero con bases sólidas por el momento. Pero hablar de recuperación para sectores con trabajadores en ERTE parece un chiste de mal gusto.

Son algo menos des 300.000 trabajadores todavía en ERTE. Porque mientras en algunos sectores ya están trabajando a nivel de 2019, otros como la construcción, muy por encima de estos valores, algunos siguen encallados en lo peor de la crisis.

Hay diferentes sectores que siguen con limitaciones. Porque no es lo mismo que se recupere el turismo, que se vuelva a viajar como antes. Que se lo pregunten a los cruceros, a los guías o  a las agencias que sobre todo vendían viajes con destino internacional, que ahora prácticamente nadie se atreve a realizar por el momento.

Lo mismo podríamos decir de actividades como el ocio nocturno, la cultura o centros recreativos para niños, que han pasado en muchos casos a mejor vida, ya que nadie quiere encerrar a los niños en una sala para celebrar un cumpleaños y muchos buscan hacerlo al aire libre.

Por mucho que se repita que no se va a dejar a nadie atrás la salida de la crisis está siendo muy asimétrica. Mientras determinados sectores como el turismo rural se han recuperado e incluso han mejorado su facturación, otros no acaban de arrancar.

Y en septiembre se acaban los ERTES. Habrá que negociar al menos una prórroga hasta final de año. Y después veremos lo que ocurre. Porque en 2022 muchas empresas van a empezar su reajuste y en muchos casos concurso de acreedores para liquidar a las más dañadas.

Temas
Inicio