Cómo despedirte de tus compañeros de trabajo, sin pudor

Cómo despedirte de tus compañeros de trabajo, sin pudor
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Este artículo es el último que escribo para Pymes y Autónomos. Probablemente al lector no le interese esa información. Pero he querido utilizarlo como excusa para recordar la importancia de crear buenos grupos de trabajo. Sin importar que nos veamos a diario o trabajemos en diferentes ciudades, saber que formas parte de un proyecto común es estimulante.

Crear esa cercanía cuando tus únicas formas de comunicarte son un correo o un teléfono tiene mérito. De esta experiencia de casi diez años me llevo el haber tenido a coordinadores que se han comportado como compañeros, sin olvidar que ellos están al mando. Lo cool no es que todos den su opinión, lo transgresor es poder decir lo que piensas pero también ser capaz de escuchar una buena crítica.

Para mí el teletrabajo nació con Pymes y autónomos

Cuando te marchas de un lugar en el que colaboras desde hace años teletrabajando, es importante que la comunicación sea fluida. Si algo he aprendido en este tiempo es que tu padre puede fallecer y sentir que tus compañeros, a los que no has visto en persona, te apoyan y te pueden facilitar tu labor.

Por lo tanto, siempre he entendido el teletrabajo como una opción válida, positiva y que por supuesto no afecta a la productividad. El compañerismo también se manifiesta al avisar a uno u a otro, cuando un titular tiene una errata, o recibir un toque de atención porque tu artículo está programado a la misma hora que la de un compañero.

Redactar en pymes y autónomos ha supuesto un aprendizaje continuo. Asociar trabajar desde casa con falta de disciplina es un error. Si te sabes dentro de un equipo, y cada vez es más pequeño, comprendes que debes apoyar a tus compañeros y eso implica estar ahí.

Compañeros en la distancia, líderes cercanos y un buen equipo

Luego está el leer sus aportaciones. Cada uno con su estilo, siguiendo unas normas obviamente, pero con ese toque que te hace admirarlos y disfrutar de este trabajo que se llama redactar.

Llegó el momento de decir adiós a Carlos Roberto el coordinador que todos querrían tener. ¿Por qué? Porque sabe de empatía, de escucha activa y la humildad va de la mano de la calidad de sus textos.

También a Diego Lorenzana, un profesional de la a la z de su teclado. Llegamos a la vez prácticamente y es uno de esos compañeros que siempre tienen la frase mágica para ti: "Si necesitas ayuda, cuenta conmigo", pero lo especial es que siempre lo ha dicho de verdad.

En las circunstancias actuales dicen que de las personas sale lo mejor y lo peor. No estoy de acuerdo. Creo que las buenas personas y los buenos profesionales lo son siempre, se cual sea el contexto. Si tus compañeros se merecen un aplauso se lo das en privado y en público porque, realmente esto es lo que hace que una gran empresa funcione: la complicidad entre las personas. Y el respeto. Adiós y gracias.

Imagen|Pexels

Temas
Inicio