Compartir
Publicidad
Publicidad

La movilidad geográfica como traba al crecimiento empresarial y personal

La movilidad geográfica como traba al crecimiento empresarial y personal
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El capital más importante de muchas empresas son sus trabajadores. En este entorno, contar con los mejores empleados para cada puesto que tengamos en la se hace imprescindible para tener una empresa realmente competitiva.

Pero el capital humano con el que puede contar cada empresa viene limitado por el propio stock de capital existente en su área geográfica. La mayoría de trabajadores descartan el cambio de residencia para ir a trabajar. Sólo un 10% en todo el 2008 cambió de provincia por motivos de trabajo.

Tenemos una traba importante para afrontar la movilidad laboral a todos los niveles. Sólo se suele aceptar una movilidad geográfica que no sea obligatorio el cambio de residencia. El sector que es más prolífico a moverse son los jóvenes recien titulados, con posibilidades de independizarse y sin cargas familiares, junto con los inmigrantes. El resto, es muy difícil que lo haga.

Tiene su lógica, aunque frena a trabajadores y empresas por igual, dado que si la empresa está limitada en su capital humano por el stock disponible, el trabajador limita a la vez su capacidad de ascenso, aprendizaje y desarrollo profesional por las mismas empresas a las que opta a trabajar.

Los factores básicos que se relacionan directamente con estos problemas son:

  • Teoria de la propiedad de la vivienda. Si tengo mi vivienda en propiedad, cambiarme a otra ciudad es un verdadero problema, tanto a nivel económico como a nivel logístico.
  • Cargas familiares. Cuando una persona se planta con una estructura familiar, la decisión de traslado depende del núcleo familiar global, no sólo del aspecto laboral de individuo.
  • Miedo al cambio social. Todos tenemos una vida social en nuestros pueblos o ciudades. Tenemos una proximidad, unos hábitos, costumbres, aficiones… Cambiar de ciudad significa comenzar de cero en muchos aspectos, y a partir de determinadas edades, como que el conservadurismo va cobrando fuerza dentro de cada uno de nosotros.

En definitiva, nuestra propia organización social, las trabas que nos imponemos y nuestra propia balanza personal hace que no seamos capaces de afrontar con éxito etapas serias de restructuración, coo la que se debe llevar en estos momentos.

Si mi zona geográfica lleva 60 años sin levantar cabeza, es muy improbable que lo haga ahora y las migraciones internas irán cobrando fuerza en el tiempo, aún a costa de cambiar nuestras propias tendencias sociales y económicas. Tiempo al tiempo.

Vía | Diario Directo
Imagen | Montuno
En Pymes y Autónomos | Subvenciones para desempleados, beneficios para las empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio