Compartir
Publicidad

Cuando en una tienda física desconocen lo que venden por internet

Cuando en una tienda física desconocen lo que venden por internet
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Diferencias entre una tienda online y una física. Qué motivos hay para abrir una tienda en la red si ya posees una física. La competencia que supone poder comprar a través de internet. La guerra no parece tener fin. O bien, te unes a una causa realista: los clientes compran a través de sus teléfonos y ordenadores, o bien apuestas por el modelo tradicional y confías en que todo volverá a ser como antes.

¿Y si ya has dado el paso y tu tienda está al alcance de todo tipo de cliente? Se acabó el problema, sería lógico pensar. Pero, ¿eres consciente de todo lo que ofertas a través de internet y conoces a ese cliente que prefiere ver a través de la pantalla y comprar en la tienda?

Aprender a vender, el primer paso

Parece una locura, pero hay personas que tienen una tienda y no saben vender. Bien porque la heredaron, bien porque fue una salida laboral sin pensar demasiado en lo que conllevaba, o bien porque no les apetece aprender.

Uno vende un producto cuando lo conoce bien. Y además, sabe cómo ofrecerlo al cliente.

Al cliente no le interesan tanto las características sino que éstas le aporten soluciones o beneficios inmediatos.

Si esos beneficios los ha visto a través de tu tienda online pero prefiere ver el producto en vivo y en directo. ¿De qué sirve que te sepas de memoria las características de una lavadora si no sabes que también estás ofertando un secador para el pelo que apenas hace ruido y deja el pelo brillante?

Lenguaje comprensible y atención al cliente tanto si es posible como no

Además de emplear florituras que adornen tu producto. Mejor ve al grano, como ya he comentado. El cliente quiere saber si ese producto va a mejorar su calidad de vida, en cualquier ámbito.

Es lo que ha visto por internet, sólo que no ha leído ni una sola recomendación ni opinión favorable. Pero hay algo que le ha empujado a venir hasta tu tienda. ¿Cómo es posible que no sepas que online existe ese producto por el que el cliente te pregunta?

Nadie es perfecto. Pero en todo caso, ya que te encuentras en la situación, busca información, pregunta a otra persona de la tienda, mira por internet pero por favor, no le digas al cliente:

-No sé de qué me está hablando, a veces, aquí no hay lo mismo que ofertamos en internet.

Información y tratar al cliente online y físico de la misma forma

Si se ha repetido hasta la saciedad que en la red hay que resolver los problemas ipso facto para que el cliente sienta seguridad, confianza y una buena atención. Si se insiste en que el negocio tradicional ha de ofrecer una diferenciación frente al "frío" universo online, ¿por qué no aplicar esos conceptos siempre?

Si un cliente, por seguridad, prefiere ver el producto físicamente y en la tienda le hablan como si fuera un extraterrestre, lo más probable es que opte, o bien por entrar en cualquier local que le pille de camino o al llegar a casa, busque un producto similar en internet.

La información es poder, siempre se ha dicho en periodismo, pero en la venta aún más. No son buenos tiempos ni para la lírica ni para la venta en las tiendas tradicionales. El cliente ya no es el rey, el cliente es el motivo por el que existen todavía las tiendas físicas.

Imagen|Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio