En busca del nómada digital internacional, tipo del 15% durante cuatro años

En busca del nómada digital internacional, tipo del 15% durante cuatro años
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

España parece que está dispuesta a apostar por atraer talento y empresas, emprendedores y trabajadores que ahora pueden desarrollar sus tareas de forma remota desde un apartamento en Málaga trabajando para una empresa en Berlín, París o Londres. A nivel de infraestructuras, clima o modo de vida España es un país atractivo para estos trabajadores, pero fiscalmente no tanto. Por eso ahora el Gobierno va en busca del nómada digital internacional, con un tipo del 15% durante cuatro años en IRPF para aquellos emprendedores que quieran localizar su proyecto en España.

Se trataría de esta manera de una rebaja del IRPF para no residentes desde el 24% al 15% durante estos primeros años, que puede ayudar a ser más competitivos frente a otros destinos que también desean atraer a este tipo de trabajadores y emprendedores, como puede ser Portugal o Italia por poner dos ejemplos de similares características.

Pasados estos cuatro años, tendrían que tributar como cualquiera y ya no tendrían la consideración fiscal de no residentes, una de las claves para realizar esta rebaja. Para ello la Agencia Tributaria va a flexibilizar los requisitos para que una persona que posiblemente pasa buena parte del año en nuestro país, pero no todo el tiempo pueda ser considerado no residente. Hay que tener en cuenta que si se pasan más de 183 días Hacienda ya consideraba que debían tributar en España.

A mi juicio es una buena apuesta. Debería ser más baja la tributación incluso. Porque estos trabajadores con un salario por lo general elevado luego gastan gran parte de sus sueldos en España, consumen, pagan IVA, compran o alquilan viviendas, etc. Es cierto que no todos se van a quedar después de estos cuatro años.

Posiblemente sean una minoría, pero es un tiempo suficiente como para que muchos consideren la posibilidad de arraigarse, ya sea porque vinieron solos y formaron aquí su familia, porque se dan cuenta de que viven mejor que antes o simplemente porque han encontrado oportunidades de negocio que en sus países no veían o no podían desarrollar.

Estas excepciones irán dentro de la ley de startup, donde además de rebajar el tipo del Impuesto de Sociedades para estas empresas del tipo general del 25% al 15%, se ha previsto mejorar la fiscalidad para retribuciones en especie, en participaciones o stock options sobre futuros de la compañía o mejorar las deducciones que pueden aplicarse inversores que apuesten por este tipo de empresas.

Esperemos que logren su objetivo y no se quede como la famosa ley Beckham, pensada para atraer talento internacional, investigadores, científicos y profesionales de alta demanda y que sobre todo se utilizó para que los deportistas de élite tuvieran un mejor trato fiscal.

Temas
Inicio