Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué valor tiene una carta de recomendación de un profesor universitario?

¿Qué valor tiene una carta de recomendación de un profesor universitario?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo, estuvimos contrastando en estas páginas el valor que podía tener una carta de recomendación para los procesos de selección de personal y para los futuros candidatos hacia un puesto de trabajo. El campo de recomendaciones de unas empresas a otras es un campo complejo en el que pesa mucho la situación personal y laboral de los futuros candidatos y la percepción personal del emisor y receptor de una carta de recomendación.

Me han llegado una serie de preguntas de un lector en el que pide que haga una valoración sobre las cartas de recomendación emitidas por un profesor universitario y cómo se tienen que poner en práctica. Veamos las preguntas y las respuestas que yo doy, y las que todos podemos ampliar en comentarios: ¿Qué valor se le puede dar a una carta de recomendación de un profesor universitario (de una Universidad Pública) por parte de un entrevistador? El valor inicial que tiene esta carta es idéntico al valor que puede tener una carta de recomendación del gerente de una empresa. Pero esta misma carta puede tener un alto valor añadido si nosotros hemos colaborado con una importante línea de investigación, ha sido nuestro director de proyecto de investigación o las labores académicas que certifica el profesor tienen una relación directa con el puesto a desempeñar.

¿Cómo crees que un candidato debería sacar el tema en la entrevista de trabajo? Si un candidato recurre a una entrevista de trabajo con una carta de recomendación universitaria, nos encontramos probablemente frente a un perfil con muy poca experiencia laboral, pero por contra con mucha y a priori buena formación académica.

El uso de dicha carta debe ser acorde con los requerimientos del puesto de trabajo. Imaginemos que la empresa solicita experiencia en diseño industrial y yo no tengo experiencia pero si una carta de un profesor. Optaría por no sacar dicha carta porque refuerza la poca experiencia por mejor formación que tenga, salvo que en el cauce de la entrevista, tenga una ocasión para mostrarla o hablar sobre mis conocimientos prácticos.

Por contra, si estoy presentando candidatura para un puesto de I+D+i en diseño industrial y he estado tres años trabajando en investigación de nuevos materiales y sus aplicaciones industriales, esa carta de recomendación debe ser el primer punto a mostrar en el curriculum.

¿Crees que puede llegar a ser la nota diferencial con respecto a otros candidatos? Esta pregunta tiene una doble vertiente dificil de generalizar, porque hay que estar más al puesto concreto de trabajo que al hecho en sí sobre la emisión de la carta de recomendación. En muchos puestos de trabajo, puede ser un valor diferencial pero en otros no.

Para un uso genérico de este tipo de carta de recomendación, es aconsejable contar con un expediente académico muy bueno, porque la propia carta perdería su validez si mi expediente académico es mediocre. Por contra, si quiero demostrar un buen expediente académico, (con una media cercana a sobresaliente por ejemplo) una carta de recomendación de un profesor universitario, certificará más aún que somos una persona muy cualificada a nivel de conocimientos en nuestra área profesional.

Bien es cierto, que no es muy usual o al menos, nunca he tenido en mis manos una carta de recomendación firmada por un profesor universitario, pero creo que seguiría estas directrices que marco en las respuestas, tanto como entrevistador como entrevistado.

Os animo a todos a que opinéis sobre el tema en comentarios, porque son cartas de difícil valoración.

En Pymes y Autónomos | La evolución de las cartas de recomendación a los portales de empleo Imagen | Tnarik

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos