Mejorar la comunicación interna, clave para el éxito de la vuelta la oficina

Mejorar la comunicación interna, clave para el éxito de la vuelta la oficina
Sin comentarios

Septiembre está a la vuelta de la esquina. Con la entrada de este mes las empresas encaran el último tramo del año, que ya podríamos decir que ha sido el de la recuperación. La peculiaridad para muchas será que recuperan de nuevo la presencialidad de todos sus empleados. El teletrabajo será de nuevo aparcado para volver a la oficina. Pero si algo hemos aprendido durante todo este tiempo de oficinas dispersas es que es clave mejorar la comunicación interna para el éxito de la empresa.

Uno de los hándicap del teletrabajo era la comunicación con el resto de compañeros. Se asume que por estar compartiendo el mismo espacio esta debe producirse de forma más fluida. Y no es del todo cierto. No por cruzarte con alguien de camino a la máquina de café se intercambia valiosa información para desatascar tareas pendientes.

Y sin embargo es crítico para el buen funcionamiento, para que todos vayamos más coordinados y sobre todo para minimizar errores y evitar pérdidas de tiempo. Es un tema que habitualmente se ha trabajado poco en muchas compañías, manteniendo compartimentos estancos entre diferentes departamentos. Y ahora se han dado cuenta de que no puede haber exclusas.

La vuelta a la oficina tiene que llegar con, al menos esa, lección aprendida. Y poner en práctica mecanismos que ayuden a que la comunicación sea más fluida de por sí, sin importar tanto si estamos o no en el mismo edificio. De esta forma sentamos también las bases para lograr mejorar este aspecto si dentro de un mes, por cualquier motivo, hay que volver a mandar a parte de la plantilla a casa para trabajar de forma remota.

Si no hemos articulado una herramienta de comunicación adecuada, este otoño es el momento perfecto para empezar a trabajar en ello. Lo que hemos comprendido es que el correo electrónico no es la más eficaz, para ello. Más que nada lo sabemos desde hace años y toca recomponer un poco cómo nos comunicamos de forma eficiente.

Porque ahora con todo el mundo en el mismo lugar ya podemos gestionar una pequeña reunión de cinco o diez minutos para centrar un proyecto. Y luego resolver los flecos a través de nuestra herramienta de comunicación, informar y coordinarnos con el resto de departamentos. Y esto nos hará ganar tiempo y mejorar nuestra productividad de forma notable. Pero es necesario trabajar y pulir el modelo que hemos elegido e implantado.

Imagen | Alex Andrews

Temas
Inicio