Publicidad

Los inconvenientes del verano

Los inconvenientes del verano
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

A todos nos gusta el verano, como decía la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados en mayo de 2011 "El paro bajará en abril y bajará en mayo y junio, igual que los días son más largos, las temperaturas son más altas y el sol brilla más". Que los días sean más largos influye en nuestro ánimo positivamente, si bien, el verano tiene manifiestos incovenientes.

El más notorio e inherente a la época estival es indudablemente el calor que debemos soportar y que puede afectarnos negativamente en nuestro rendimiento, es lo que se denomina estres térmico. IMF Business School ha elaborado un informe sobre los peligros del estrés térmico, un malestar que se produce cuando la permanencia en un ambiente excesivamente caluroso exige esfuerzos desmesurados a los mecanismos de los que dispone el organismo para mantener la temperatura interna en 37º C.

Durante el estío es un problema cotidiano las disputas en los lugares de trabajo acerca de la temperatura más conveniente, la legislación que obliga a una temperatura de 26º para los lugares de trabajo y espacios públicos, sinceramente queda como una declaraciónde buenas intenciones porque no se cumple en ningún lugar y, desde luego, en las oficinas, pasa por ser un quimera.

Al trabajar en condiciones de estrés térmico, el cuerpo se altera y aumenta la probabilidad de que se produzca un accidente en el trabajo, puede agravar dolencias previas y producir diversas enfermedades relacionadas con el calor: agotamiento, calambres, deshidratación, pérdida de conocimiento a diferentes niveles y erupciones cutáneas.

Está en manos de los empresarios informar y formar a los trabajadores sobre los riesgos que entraña el calor, cuidar la aclimatación, ventilación y temperatura del espacio de trabajo, facilitar la hidratación de los trabajadores, fomentar el uso de prendas que eviten la acumulación de calor, adaptar el ritmo y los horarios de trabajo y establecer pausas durante la jornada cuando se traten de puestos de mucha actividad física.

En un país como España donde las olas de calor con muy frecuentes durante el transcurso del veranos, es evidente que los casos de ansiedad y estrés por causa del calor son muy habituales. Por estas razones, trabajadores y empresarios no pueden ignorar este hecho e intentar remediarlo en la medida de lo posible.

Imagen | Steve Wilson En Pymes y Autónomos | Salud laboral

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios