Compartir
Publicidad

La entrega del producto final, el éxito del proceso de compra

La entrega del producto final, el éxito del proceso de compra
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En una emisora, en el Día de la Radio, entrevistaban a un responsable de una empresa de reparto. La reflexión giraba alrededor de las exigencias tanto por parte de las organizaciones como de los clientes.

Querer recibir cuanto antes un producto, pone en jaque a las empresas. A menor tiempo para realizar la entrega, mayor es el volumen de trabajo ya que se acumulan los pedidos. El tan conocido "reciba su pedido en 24 horas", supone un notable esfuerzo para todos los implicados.

Las mayores quejas por parte de los clientes tienen relación con retrasos en sus compras. Las 24/72 horas, se convierten en un serio problema si ese pedido es un regalo (pensemos en hoy, día de San Valentín) y no ha llegado.

Las tiendas virtuales saben que el broche de oro es cuando el cliente abre la puerta y un repartidor le hace entrega de su compra. Los accidentes existen, pero las demoras que pueden tardar hasta un mes, y obtener como única respuesta un "se habrá perdido", ya no vale.

Grandes y pequeñas empresas se han puestos las pilas. Si Fnac dio un paso al frente este pasado 2016 al ofrecer un servicio de entrega en 24 horas y de dos horas en la capital, queda más claro aún que tenemos prisa. Justificada o no, necesitamos al realizar nuestros pedidos que lleguen ipso facto.

Por esta razón, hay que escoger muy bien la empresa de reparto y su grado de compromiso. Dejando a un lado las variables del tipo: el cliente no se encuentra en casa y ese tipo de cuestiones habituales, lo cierto es que la era de la inmediatez ha hecho que el e-commerce vaya de la mano de "lo quiero para mañana" o para ser precisos: para hoy, si puede ser.

En Pymes y Autónomos|Entrega express, la nueva amenaza para el comercio tradicional que llega desde Internet

Imagen|Prawny

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos