Compartir
Publicidad

¿Habeís cambiado la base de cotización a lo largo del año?

¿Habeís cambiado la base de cotización a lo largo del año?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las medidas que entró en vigor con la nueva ley de autónomos fue la posibilidad de cambiar la base de cotización hasta cuatro veces al año. Esto posibilita que se adecuen de forma más precisa a los ingresos que se obtienen. Pero no se por qué tengo la impresión de que es algo totalmente inútil, ignorado por la mayoría de los inscritos en el RETA. Por eso os pregunto, ¿habéis cambiado la base de cotización a lo largo del año?

En mi experiencia no conozco a ningún autónomo que haga este tipo de gestión. Y eso que me relaciono con bastantes que ligan sus ingresos a la temporada turística, de manera que hay dos trimestres al año que se pueden considerar buenos o muy buenos y otros dos donde los ingresos son sensiblemente inferiores. Sin embargo, la base sigue siendo la misma, la mínima en la mayoría de los casos.

Casi todos prefieren tener el dinero en su bolsillo. Una cuestión diferente será como lo administran. Los menos previsores consideran este dinero extra, el diferencial entre lo que pagan por cotización y lo que deberían pagar por ingresos reales, como parte de su salario. En consecuencia se gasta como lo harían con el beneficio. Los más precavidos lo ahorran o invierten, ya sea en planes de ahorro o de pensiones pensando en el futuro.

Da igual que se puedan hacer cuatro cambios de cotización a lo largo del año o que se pueda cambiar cada mes. Hay un tipo de autónomo que no lo va a utilizar nunca. Especialmente si son menores de 45 años, donde la preocupación por factores como la pensión no tienen tanta importancia. También es más complicado que tengan problemas de salud, por lo que obtener menores ingresos cuando están de baja les importa menos.

Pero incluso los autónomos que superan dicha edad, que pueden haber realizado una simulación de la pensión que les quedaría no suelen cambiar de base en función de los ingresos que tienen a lo largo del año. En estos casos lo que realizan es un incremento de la base todo el año, se aprietan un poco más el cinturón y a no ser que les vaya realmente mal, intentan aguantar dicha base.

El problema para muchos es que sus ingresos dependen de los momentos económicos que se vive. Un trabajador que intenta ampliar su base en sus últimos años de cotización y está inmerso en una crisis económica como la que acabamos de pasar tendrá graves problemas para llegar a fin de mes. Y no se piensa ya en la jubilación cuando el horizonte es sobrevivir. Por eso o se ha ahorrado, se ha cotizado más o se encontrarán con la pensión mínima y un nivel de vida muy inferior al que estaban acostumbrados. ¿Y vosotros, habéis cambiado alguna vez de base de cotización?

Imagen | kschneider2991

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio