Publicidad

Cuando huir es la única opción frente a un cliente tóxico

Cuando huir es la única opción frente a un cliente tóxico
Sin comentarios

Publicidad

El cliente es el rey. El cliente es lo más importante para la empresa. El cliente es un sueño para un freelance. Hay que mimar al cliente. Todas estas frases las conocemos y las ponemos en práctica el 99,9% de las veces.

¿Pero qué ocurre cuando el cliente puede convertirse en tu peor enemigo? La huida es la única solución. Antes que perder dinero, la salud e incluso tu reputación es mejor decir un no a tiempo que un sí y arrepentirse durante meses o años.

El adulador

Hay un dicho que reza: "No hagas caso ni a los halagos ni a los insultos". Cuando al otro lado del teléfono tenemos a una persona que no para de repetir lo buenos que somos, pero evita hablar del tema económico, huye.

El monologuista

Qué gracioso es y qué bien se cae. Cree que tu vida puedes dedicarla a escuchar sus chistes sin gracia. Evita centrarse en el tema y le gusta ser el centro de atención. Eso estaría bien si hablara sobre trabajo y no hiciera chistes malos, huye.

No trabajo con nadie en plantilla

¿Nadie? ¿Ni uno? ¿Qué clase de motivación puede tener alguien si sabe que jamás podrá formar parte de la empresa? ¿Acaso insinúa que me dé de alta como autónomo?

En Internet no existe

De acuerdo que no todos debemos tener presencia en Internet, pero a nivel profesional, al menos, aparecer en redes sociales como Linkedin donde aparezca tu trayectoria es lo mínimo.

Si no existe apenas información sobre el cliente o la que hay parece sacada de los años ochenta, huye.

En Pymes y Autónomos|¿El cliente siempre tiene la razón?

Imagen|Annca

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir