Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo fácil es echar la culpa a otros

Lo fácil es echar la culpa a otros
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Me he quedado, digamos estupefacto, al leer esta mañana esta noticia, el gran comercio culpa de sus 11.000 despidos al Gobierno

En primer lugar, decir que este Gobierno, mejor dicho, cualquiera de los Gobiernos de este país favorece a las pymes frente a los intereses de las grandes empresas es, como mínimo, de risa. ¿Se puede hablar de que hay una política restrictiva en la concesión de licencias para grandes superficies cuando la gran mayoría de éstas no son rentables y hay casos que rozan el concurso de acreedores?

Es práctica habitual, y más en la actividad empresarial, el echar la culpa a todos los factores externos habidos y por haber en lugar de asumir nuestros propios errores de gestión, de planteamiento, de cálculo o de planificación.

Quejarse de falta de ayudas por parte de grandes multinacionales cuando, cada día, se están cerrando negocios y miles de autónomos y pymes han ido desapareciendo es una muestra de cinismo y un clara ejemplo de cómo es más facil cargar a otros con las responsabilidades propias.

Sinceramente, no creo que haya que despedir a 11.000 trabajadores por no poder abrir más establecimientos, ni que sirva la disculpa de la falta de ayudas del Gobierno para justificarlo. ¿O es que la obligación del Gobierno de un país es mantener artificialmente a empresas no rentables para evitar despidos?

La labor de todo buen empresario es tomar decisiones y asumir las consecuencisa de las mismas. Por supuesto que los factores externos repercuten en la empresa, que se lo digan a las miles de pymes que continúan esperando por los millones de euros que les adeudan las Administraciones Públicas, pero no vayamos a lo fácil, no le echemos la culpa a otros y menos con argumentos que “rozan” la falsedad.

Las grandes empresas que se dediquen a gestionar sus grandes beneficios, a su política expansiva y a pelearse entre ellas por la cuota de mercado. Que dejen a las pymes tranquilas porque, aun en el caso de que alguna de ellas consigan sobrevivir a su voracidad, las grandes tendrán siempre la mayor parte del pastel, y, además es lo que tiene el libre mercado, cada uno con sus armas y a pelear por los clientes.

Y, como decían Tip y Coll, la próxima semana, hablaremos del Gobierno.

En Pymes y Autónomos | ¿Cómo pelear contra las grandes superficies?
Imagen | Secret Tenerife

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio