Compartir
Publicidad

El presupuesto perfecto

El presupuesto perfecto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace unos días tenía una consulta de un cliente sobre la elaboración de un presupuesto ¿Qué tenía que poner y hacer para que este tuviera una mayor validez?

Vamos por partes.

Un presupuesto bien realizado, debe detallar en primer lugar:

  • Nuestra identificación fiscal.
  • El cliente al que va a dirigido con sus datos completos.
  • Los trabajos que se van a efectuar. Es más que aconsejable realizar una relación de los mismos, con una breve explicación de qué incluyen.
  • Obviamente estableceremos el precio de los mismos, ya sea precio global o en función de los parámetros aplicables a nuestra actividad.
  • La forma de pago, y el tiempo para hacerlo una vez aceptado el presupuesto.
  • Estableceremos el tiempo de validez de nuestra oferta.
  • Señalaremos exhaustivamente qué no incluye el presupuesto (participación de otros proveedores, piezas no incluidas, impuestos, etc…)
  • Por último deberá aparecer nuestra firma, identificando qué puesto ocupamos en la organización, así como la firma del cliente con su número de identificación fiscal, su firma y el sello de la empresa.

Pero, ¿Qué habremos conseguido con todo esto?

Pues una vez firmado y aceptado por las partes, tendremos lo más parecido a un contrato en nuestras manos, pues existe la voluntad de las partes o consentimiento, hay un objeto cierto del contrato y una causa para su realización.

Y en cuanto a la mayor validez que solicitaba mi cliente, ésta vendrá respaldada porque en caso de impago del cliente podremos acudir a un procedimiento monitorio, pues podremos demostrar que la deuda existe y es exigible, conforme los artículos 812 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC).

Imagen | Microsoft

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos