Publicidad

La crisis sanitaria, más la crisis económica: 2 de cada 3 españoles no se irán de vacaciones
Reflexiones

La crisis sanitaria, más la crisis económica: 2 de cada 3 españoles no se irán de vacaciones

Publicidad

Publicidad

El mayor fracaso del Gobierno español ha sido la parte preventiva. No solo tiene que actuar cuando el incendio se produce, debería escuchar las advertencias de quienes estamos en los primeros frentes de la pandemia y ya avisamos”, aseguró Ampuero, presidente de Viscofán.

Estas palabras fueron recogidas en el Foro empresarial de la CEOE, tras el rebrote de coronavirus en Pekín, sus fábricas en China sufrieron el primer impacto de la pandemia de forma adelantada ellos pusieron todas las medidas preventivas en el resto de fábricas del mundo. “Gracias a esa prevención no hemos tenido que cerrar ninguna fábrica y de más de 5.000 empleados solo hemos tenido que lamentar la muerte de un trabajador que ya tenía patologías previas”, explicó.

2 de cada 3 españoles no irán de vacaciones en 2020

Con este escenario, algunas voces comienzan a oírse. ¿Es sensato fomentar el turismo cuando la crisis sanitaria y económica no son alicientes para tomar vacaciones? El Covid Free no existe. Y sin medidas preventivas, el turista se arriesga a que en el lugar donde se aloje esté desinfectado, pero caminar por calles donde no todos lleven mascarilla o no guarden la distancia social.

Esto supone un golpe para el sector, es decir, que el el 65,7% no tenga pensado irse de vacaciones este verano, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Hemos dejado de oír cifras de fallecidos o contagiados por mensajes para marcharnos de vacaciones. ¿Vacaciones con 14 días de cuarentena? ¿Vacaciones con mascarillas, y con distancia social? ¿Vacaciones si sufres un ERTE?

El Covid-19 no se ha marchado y salvar la economía es fundamental, pero lo es aún más nuestras vidas

Al igual que sus colegas del sector alimentario, tanto Ignacio Osborne como José Domingo de Ampuero apoyan la necesidad de transmitir optimismo como herramienta para impulsar el consumo. “Pero, ¡cuidado con el optimismo!”, puntualiza Ampuero. “La vacaciones las debe tomar el que pueda y cuando pueda. Las empresas están con el agua al cuello y el otoño se presenta complicado”, advierte.

Amigos y familiares en un ERTE y cobrando el 70% de su sueldo

Ese es el verdadero escenario, por lo que no resulta realista ni sensato que los españoles elijan tras estar meses en confinamiento, pasar un mes o quince días en la playa y en un hotel. Lo que se palpa es una necesidad de relajación, de tener controlado el lugar donde descansar y poco más.

Del miedo y la preocupación a la relajación de la llegada del verano

El 35,1% consideran la crisis económica como el mayor problema que existe actualmente en España. Es un porcentaje menor al 38,9% registrado en mayo. Queda en segundo lugar el paro, con un 32,5%.

El estudio tuvo lugar del 1 al 9 de junio de 2020 mediante 4.258 entrevistas telefónicas en España. Éstas se han realizado a mayores de 18 años en 50 provincias.

Miedo a un repunte en los contagios entre los españoles

Ofrecer una falsa normalidad, como si aquí no hubiera pasado nada, es casi peor que un sector tenga pérdidas. Lo estamos viendo en Alemania y en China, donde los rebrotes han llevado a la cuarentena de nuevo a los alemanes y a frenar en seco su actividad económica.

Hace diez días se conocían estos datos: el riesgo está ahí,en los ciudadanos extranjeros que vienen a España. En la última semana se ha detectado 24 casos positivos y desde el 11 de mayo, 96.

La mayoría son viajeros procedentes de Estados Unidos y América del Sur. Pero también hay casos de la península Arábiga y del norte de Europa.

De los ciudadanos que sí pasarán unos días fuera de casa para desconectar, la mayoría prolongará su estancia durante dos semanas, un 40,6%. Un 33,1% se irá entre una y dos semanas, un 19,6% lo hará una semana y un 5,1% que se marchará solo algunos días.

El 90% de los que planean sus vacaciones lo hacen en el interior de España, mientras que solo un 6% saldrá al extranjero. Más de la mitad (50,2%) apuestan por la playa frente al 24,6%, que se inclina por un municipio rural.

Las segundas viviendas son la opción favorita para este verano, con el 27,8% que la elige, frente a un 26,3% que irá a un hotel o un apartahotel. Otro 20,4% alquilará una vivienda

Para llegar al lugar de destino, los españoles prefieren irse de vacaciones en coche (un 83%), opción seguida por el avión, que afirman que cogerán el 13% de las personas que piensan irse este verano.

La prudencia, gana a esas ganas de llenar los hoteles y las playas

Hasta ahora, sólo se ha permitido viajar a España a diplomáticos, por motivos ineludibles de trabajo, personas extranjeras que tienen su residencia en España o por causas de fuerza mayor. A partir del 1 de julio, se abrirán con condiciones el país a los turistas y el desafío que esto presenta para el control de la pandemia es muy grande.

Y la pregunta que nos hacemos es sencilla: ¿Es necesario exponernos a un rebrote y miles de contagios? ¿No sería mejor, reinventar el sector del turismo y que nuestro país no sólo pueda sobrevivir a nivel económico a costa de éste? Es lógico que cuando una crisis sacude a Europa, España siempre sea la más perjudicada.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios