Publicidad

La comunicación en la empresa, prioritaria en tiempos de pandemia en 2021

La comunicación en la empresa, prioritaria en tiempos de pandemia en 2021
Sin comentarios

Cuando en marzo de 2020 fue oficial que estábamos en mitad de una crisis sanitaria, llegó el teletrabajo, aparecieron los ERTE's y con esta situación, se vio la carencia que había en comunicación empresarial.

La comunicación ha cobrado gran protagonismo, de hecho, gracias a ella el trabajo a distancia ha mejorado más en un año que en toda la década anterior. Nos hemos acostumbrado a hablar con amigos y jefes, sobre todo si no existía una costumbre.

Cuando hay una crisis global, los rangos desaparecen en la jerarquía empresarial

Los líderes tienen que existir siempre, alguien debe estar frente al barco. Pero, quizás en mitad de una pandemia donde el miedo no entiende de rangos, ha sido más sencillo acercar a plantillas donde no existía una comunicación fluida. Incluso donde no se hablaban de problemas o se exponían ideas de mejora.

Esta nueva corriente que habla sobre 'humanizar la empresa' no es descabellada. ¿Acaso no tenemos la sensación de ser meros números en muchos trabajos? Afortunadamente, otros jefes o mandos intermedios, han sabido durante este último año mejorar su relación con sus compañeros. Este clima, no sólo resulta motivador sino que alienta a que se dé lo mejor por parte del empleado.

Beneficios de una comunicación fluida en la empresa en 2021

La incertidumbre es uno de los términos que más hemos oído en este último año. Entre amigos, compañeros, medios de comunicación. ¿Qué va a ocurrir con mi trabajo? ¿Qué pasará con mis ingresos? ¿Podrá la empresa superar esta crisis?

  • Y lo peor era no recibir ningún tipo de respuesta. Los beneficios de hablar, mediante una llamada o una videollamada son muchos:

  • Los trabajadores sentirán que no han quedado aislados en casa pero también en el trabajo.

  • Al recibir información veraz, acabarán los rumores o las dudas ante los cambios.

  • El trabajador se relajará y será capaz de expresar propuestas para mejorar la productividad.

  • El líder, el mando intermedio se ganará la confianza y el respeto de su plantilla.

En ocasiones, una conversación de treinta minutos es suficiente para que una persona se sienta valorada. La desmotivación, la ansiedad y las diversas preocupaciones que tienen la gran mayoría de personas, se incrementa con la falta de información. Sentir una cierta seguridad (no sólo económica) sino verbal genera tranquilidad.

El fallo durante años y años ha sido que la comunicación fluida parecía propia de multinacionales donde los equipos jugaban en un cuarto si trabajaban para Google. Algo lejano y abstracto en una pyme.

Un gran error asociar comunicación con actitudes un tanto infantiles que sólo llevan a tener al empleado más apegado a la empresa disfrazando el hacer horas con ocio. En mitad de un ERTE, teletrabajando, una persona necesita saber qué sucede con su organización, no asistir a videollamadas que no llegan a ningún fin. Una llamada, obra milagros.

Imagen|Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio