Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo ser freelance y sobrevivir al intento

Cómo ser freelance y sobrevivir al intento
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Trabajas desde casa? ¡Qué bien! Parece que ser freelance es sinónimo de vivir en una película de Disney. Tampoco es habitar en el país del terror pero de todo hay. Se están poniendo de moda empresas que enseñan cómo ser teletrabajador. Y cobran. Lo peor es leer los comentarios de algunas personas.

"Tengo a los niños en casa, el trabajo sería ideal". No ofrecen un empleo sino que te enseñan a trabajar desde casa. La ley de oferta y la demanda está ahí, quien crea que a cambio de dinero y unos consejos sobre las profesiones que se pueden desarrollar desde casa, lo convertirá en freelance al instante, bien.

No es oro todo lo que reluce

Es verano, por las noches apenas conciliamos el sueño, por la mañana el despertador suena igual para el que trabaja en casa como para el que sale a la calle a ganar su jornal.

No van en pijama y zapatillas de andar por casa todo el día. Las obligaciones están ahí: papeleo, médicos, asuntos varios... y el trabajo tiene que salir adelante.

Adjuntar una fotografía donde se ve a un teletrabajador en la playa, corriendo, tomando un café cada media hora, no es realista.

Valientes o inconscientes

Esa carga de valentía que va de la mano de ser tú el que elige a los clientes es una imagen distorsionada. En el día a día, el freelance tiene que pelear contra clientes que olvidan que han de pagar, por poner un ejemplo.

Si ganas lo suficiente, hay que darse de alta como autónomo. Y como bien sabemos no es un camino de rosas formar parte de este grupo de trabajadores que tienen más obstáculos que saltar que Héctor Santos.

Valora los pros y los contras

-Quita de tu mente la idea del portátil, la manzana y los pies sobre el sofá. El teletrabajador trabaja duro.

-Encontrar clientes no es una tarea fácil. Hay que cuidar cada encargo, demostrar tu calidad y profesionalidad en un sector donde hay mucha competencia.

-La parte administrativa hay que llevarla al día y eso conlleva también un esfuerzo y algún que otro dolor de cabeza.

-Las vacaciones son una utopía.

-Hay que buscar un buen método de trabajo y ser disciplinado.

En resumen

Ser freelance o teletrabajador es una opción más hoy día. Ni mejor ni peor que tener un horario y una nómina. De hecho, hay personas que se agobian sólo con la idea de pensar en estar en casa durante muchas horas y prefieren un empleo donde puedan relacionarse con gente en tres dimensiones.

En Pymes y Autónomos|Por qué el teletrabajo se ha convertido en una amenaza para el descanso

Imagen| Geralt

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio