Compartir
Publicidad

Prepárense para las ventas del futuro: la conquista del móvil

Prepárense para las ventas del futuro: la conquista del móvil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La evolución de internet se llama movilidad total. La expansión de los teléfonos inteligentes o smartphones es imparable y ya casi la mitad de los españoles cuenta con uno, según un último estudio de Google sobre la implantación de estos dispositivos. Y además de consumir información, los usuarios empiezan a utilizarlos cada vez más para comprar, por lo que las empresas se han de preparar para este nuevo paso.

Como decía, la implantación de este tipo de dispositivos ha sido impresionante en los últimos años. Hoy, según el estudio de Google, el 44% de los españoles tiene uno en el bolsillo, lo que supone un incremento de un 25% en tan sólo un año. Es el segundo país del mundo en penetración, sólo por debajo de Reino Unido.

No hay que ser ningún gurú para entender que la tendencia hacia esa movilidad no sólo en la navegación, sino en las compras on line se confirmará en los próximos años. El viraje es evidente y las empresas deben ser previsoras y pertrecharse ante ello si no quieren perder un buen nicho en el que cazar nuevos clientes para sus negocios.

Las cifras de ventas

Y te preguntarás: ¿Realmente el móvil sirve para vender? ¿Es realmente una plataforma con la que comprar con comodidad? Ayer Comscore, empresa especializada en la medición digital, ha publicado un estudio que demuestra que la compra al por menor entre los usuarios se ha disparado. En 2011, casi dos millones de usuarios de teléfonos inteligentes accedieron a páginas de compra on line. El crecimiento fue exponencial: un 141% más que un año atrás.

Este estudio se centra en los principales mercados europeos: Reino Unido, España, Francia Alemania e Italia. En esos países, el 16 de cada 100 usuarios de teléfonos accedió a páginas y aplicaciones de venta on line. Uno de cada ocho acabó comprando (el 75% del total que aterrizó).

¿Cuáles son los sectores con mayor penetración? Realmente, no hay muchas sorpresas. En los primeros puestos están los que suelen tener mejores cifras de ventas on line tradicional, es decir, ropa o accesorios, libros y todo tipo de productos electrónicos.

¿Terreno abonado a los grandes?

No engañamos a nadie si decimos que el grueso de esas ventas logradas en España y en el resto de países tiene el sello de grandes firmas de distribución en Internet como Amazon, Ebay o Apple. Son los que cuentan con estructuras mucho más potentes y con grandes inversiones para conquistar el mercado.

Sin embargo no tiene por qué ser, ni mucho menos, un terreno abonado exclusivamente a los grandes. Establecer una buena estrategia de presencia on line tanto tradicional como móvil en tu nicho de mercado es una obligación, seas un gran empresario o el dueño de una pyme. Y es para eso para lo que hay que estar preparado de cara al futuro.

No en vano, hoy los cambios de hábitos son imaparables consultando cualquiera de las estadísticas. A ello hay que añadir la posibilidad de reducción de costes por parte de unas empresas que necesitan aquilatarlos a marchas forzadas tanto en el momento de crisis actual

Ponerlo fácil

Dado que nuestro usuario empieza a ser cada vez más móvil en la red, debemos ponérselo fácil para adquirir nuestros productos o servicios. Ya no basta con publicar sin más nuestro catálogo en la web, sino que se han de implantar mecanismos para que la compra por parte de nuestro cliente sea lo más atractiva y sencilla posible.

La adaptación de la web y las plataformas de venta al móvil o los códigos QR, con su lenta expansión, son dos medidas a tomar. La ideal, aunque menos asequible para el común de las empresas, es la puesta en marcha de una aplicación. Tenerla no asegura nada, pero sí facilita el acceso de los usuarios. La inversión puede ser alta, aunque depende de los requerimientos que se quieran para ese software. El precio de mercado puede ir desde los 1.500-2.000 euros las más sencillas hasta 20.000-30.000 euros las más complejas.

La conclusión es clara: hay que estar en el lugar en el que está nuestro cliente. Y hoy la evolución de internet es hacia lo móvil, hacia los smartphones y tabletas. Y es ahí donde las empresas deben concentrar parte de sus esfuerzos para prepararse de cara a un futuro no muy lejano (la velocidad a la que crecen la compra y el uso de estos dispositivos así lo corrobora).

Los datos incluidos en el post al principio dejan claro que queda mucho terreno aún para crecer en este segmento del comercio electrónico. Existe mucho margen de maniobra en los próximos años para lograr ese necesario posicionamiento.

En Pymes y Autónomos | Por qué establecer una estrategia móvil, Los datos vuelven a hablar: el comercio electrónico es clave Imagen | Yutaka Tsutano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos