Compartir
Publicidad

El lujo no está en crisis

El lujo no está en crisis
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta mañana escuchaba en la radio a dos diseñadores. Han comprendido que debían dar el salto a Internet. Y con mucha gracia contaban su experiencia. Se van a centrar en un tipo de vestido para mujer, exactamente de fiesta. Estaban contentos porque en pocos días habían conseguido visitas y lo más importante, interactuar con futuros clientes.

El sector de productos y servicios de lujo cerró el pasado año con una facturación de unos 4.790 millones de euros, un fuerte repunte que contrasta con el descenso generalizado del consumo por la crisis y que se apoya en el tirón de estos artículos entre los turistas. Basta con echar un vistazo a las zonas costeras para comprobar que el ritmo de vida y consumo de ciudadanos de otros países no ha bajado. El lujo no está en crisis.

Un ejemplo de cómo este sector está en auge pero no por ello deja de renovarse es el caso del diseñador gallego Javier Barrio que se encuentra en pleno proceso de expansión y captación de nuevos inversores y franquiciados para su nuevo concepto de negocio. Su objetivo es llevar a las primeras ciudades españolas su nueva firma.

Su negocio está basado en la franquicia como tiendas de moda donde cada detalle está cuidado, desde el mobiliario hasta la posibilidad de disfrutar de un cóctel, celebrar un desfile o cualquier otro evento, sin olvidar que la estrella es la ropa, los zapatos y los complementos femeninos.

¿Pero cómo debe ser el perfil del franquiciado? El perfil de franquiciado corresponde a personas con espíritu emprendedor, interesadas por el mundo de la moda, que deseen gestionar de cerca e involucrados en el día a día, su propio negocio: un espacio de moda.

La central asume el compromiso de entrega del local listo para su apertura al público. También se encarga del diseño de la distribución de la tienda,la realización de las obras de adecuación del local y suministro de los muebles y elementos de decoración.

Su objetivo es llegar a las capitales donde existe una mayor concentración de su público, situándose en las principales zonas comerciales con fuerte presencia de firmas de moda de lujo.Barcelona, Bilbao, Marbella, Madrid, Sevilla y Valencia son los principales objetivos.

Existe controversia cuando se habla de noticias donde el protagonista es un sector relacionado con el lujo. En mi opinión es positivo que este tipo de negocios sigan adelante. Evidentemente el consumo debería concentrarse en todos los sectores. No obstante, el lujo es un sector que se mantiene y genera empleo, lo que ayuda a paliar la situación económica.

En Pymes y Autónomos|Franquiciar el lujo Imagen|JBF

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio