Compartir
Publicidad

Negociar el salario en la entrevista de trabajo, un lujo al alcance de unos pocos

Negociar el salario en la entrevista de trabajo, un lujo al alcance de unos pocos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se realiza una entrevista de trabajo en la mayoría de los casos los candidatos se limitan a escuchar las condiciones del puesto y aceptar o rechazar las mismas. La negociación del salario es un lujo sólo al alcance de unos pocos, de aquellos que están en sectores donde la oferta laboral es muy limitada.

Esto ocurre tanto con los empleados como muchas veces con autónomos y profesionales, donde la negociación del salario es una oferta que se va a presentar por un servicio. En este caso se compite con otros profesionales que están dispuestos a realizar el mismo servicio o trabajo a cambio de un menor coste.

Plan de carrera, tan importante como el salario

Cuando nos enfrentamos a una entrevista la negociación del salario será un punto de partida para la evolución salarial. Tan importante es desde donde partimos, como tener claro un plan de carrera del trabajador en el futuro. Aquí hay que diferenciar entre las mejoras colectivas y aquellas que dependen del propio candidato y su desarrollo dentro de la empresa. Es importante negociar un plan de carrera siempre que sea posible.

Después además del salario hay que añadir otras muchas condiciones, como pueden ser otras que no tienen que ver con la negociación de compensaciones económicas. Aspecto que tienen que ver con la asunción de responsabilidades, los incentivos por objetivos, beneficios sociales que nos ofrece la empresa, facilidades para conciliar vida personal y laboral, etc.

Siempre que sea posible es necesario no dar una respuesta inmediata. Un pequeño periodo de reflexión nos puede dar algo de margen a la hora de negociar nuestro salario. De esta forma evitamos responder en caliente, ya que aunque necesitamos un trabajo, lo cierto es que también la empresa está buscando cubrir una vacante.

Muchos candidatos, ¿sueldos más bajos?

No

No hay que negociar con miedo el salario

Aunque el proceso de selección se haya realizado con un número elevado de candidatos, sólo cuando estamos en la terna final podemos acceder a este proceso de negociación. Muchas veces la empresa está dispuesta a mejorar la oferta con tal de captar al trabajador adecuado para la misma. En otras ocasiones no habrá lugar a dicha negociación y nos lo dejarán claro desde el principio.

Lo que no debe ocurrir es que iniciar una negociación por parte de trabajador suponga una merma de sus posibilidades de acceso al puesto a cubrir. Muchas veces el miedo a que esto ocurra hace que no se inicie el proceso. Siempre es posible hacerlo luego, una vez consolidado nuestro trabajo en la empresa, pero en todo caso este paso previo a la negociación si que sería interesante dejarlo fijado en la entrevista de acceso.

En Pymes y Autónomos | El salario sí motiva

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio