Compartir
Publicidad

Trabajar es malo

Trabajar es malo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Si la anterior frase nos suena a tópico (muchos pensarán que no trabajar es igual de malo) ahora podemos afirmar con rigor científico que trabajar mucho es malo.

Según un estudio que tiene por título “Perspectiva de género en el análisis de la relación entre largas jornadas laborales, salud y percepción del propio estado de salud”, elaborado por científicos de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, trabajar más de 40 horas semanales puede perjudicar seriamente a la salud.

Además, las implicaciones de las largas jornadas laborales influyen de forma diferente en la salud de hombres y mujeres. Mientras que para los primeros una mayor jornada supone dormir un número de horas insuficientes, para las segundas, la prolongación de la jornada laboral conlleva dormir poco, insatisfacción laboral, síntomas ansioso depresivos, mayor probabilidad de fumar, hipertensión y no realizar ejercicio en el tiempo libre.

El estudio señala que de la población analizada, son los hombres los que con más frecuencia realizan largas jornadas laborales, un 30,4% por un 17,1% de las mujeres. Por otra parte, las mujeres suponen el mayor porcentaje de personas dedicadas más de 20 horas semanales a las tareas del hogar (34,3% de mujeres por un 9,2% de hombres). En cuanto a las características socioeconómicas, son las mujeres de clases más desfavorecidas las que tienden a prolongar su jornada, mientras que entre los hombres, trabajar más de 40 horas es más frecuente entre las clases más acomodadas.

Por último, las autoras del estudio, Lucía Artazcoz, Imma Cortés, Carme Borrell, Vicenta Escribà-Agüir y Lorena Cascant, hacen unas recomendaciones en cuanto a los sectores y colectivos de trabajadores más sensibles, resultando estos los pertenecientes a la hostelería y restauración, comercio y personal de limpieza en industria y pymes.

Ahora falta por determinar, si al igual que sucede con las cajetillas de tabaco, los contratos de trabajo, van a incorporar una cláusula de enormes dimensiones en la que se pueda leer aquello de “Trabajar mucho perjudica seriamente su salud y la de los suyos”.

Más información | Agencia de Salud Pública de Barcelona (En catalán) Imagen | CJLUC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio