Las quiebras empresariales se ceban con España: la falta de ayudas directas, el tamaño de las empresas y las restricciones son el detonante

Las quiebras empresariales se ceban con España: la falta de ayudas directas, el tamaño de las empresas y las restricciones son el detonante
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

La covid-19 está durando demasiado. La tercera ola, las variantes y la lentitud en el proceso de vacunación están haciendo mella en demasiadas personas y negocios y amenaza con provocar una oleada de quiebras empresariales en toda la Unión Europea.

Todo hace indicar que esta avalancha se cebará especialmente con el tejido empresarial español, formado mayoritariamente por pymes. Esta realidad difiere con el resto de países europeos, con un proceso productivo mucho más consolidado donde las grandes empresas tienen mucha más presencia.

La Comisión Europea ya avisa: el riesgo de quiebras empresariales y la subida del paro es más que probable con la situación actual ante la falta de ayudas directas que están recibiendo las empresas españolas, y sobre todo a medida que se vayan acabando las medidas públicas para paliar los efectos de la pandemia, ya que los ERTEs y los avales públicos tienen los días contados.

El otro factor diferencial que explica por qué España se puede situar a la cola de la recuperación es la falta de ayudas directas concedidas a las empresas, para hacer frente al impacto de la Covid. Según un informe que acaba de difundir el Banco Central Europeo (BCE), el impacto presupuestario de estas ayudas apenas alcanza el 1,3 por ciento del PIB, frente al 5 por ciento de Alemania o el 5,5 por ciento de Italia.

Por el momento, el organismo comunitario ya ha recortado su previsión de crecimiento al 5,3 por ciento, que no llegaría a cubrir ni siquiera la mitad de la caída de 2020. Además, a corto plazo, la evolución de la economía seguirá lastrada por el aumento en las tasas de contagio de la covid-19 durante estas primeras semanas del año y las medidas más restrictivas que han adoptado la mayoría de las comunidades autónomas.

En todo caso, el informe no recoge el impacto de los más de 140.000 millones de euros previstos por el fondo de reconstrucción europeo, de las que más de 27.000 millones de euros se han presupuestado ya para este año. En general, está previsto que estos fondos proporcionen un impulso significativo al potencial de crecimiento de las empresas españolas.

Temas
Inicio