Compartir
Publicidad
Publicidad

Papá Estado y sus ayudas

Papá Estado y sus ayudas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Comisión de Trabajo e Inmigración del Senado ha aprobado que el Estado abone una prestación de 425 euros al mes durante seis meses a los trabajadores autónomos que hayan cesado en su actividad profesional a partir del 1 de enero de 2009 y que no reciban ninguna otra ayuda pública.

Esta medida ya fue debatida y rechazada en el Congreso de los Diputados, donde se acordó que el Estado pagara únicamente prestaciones por desempleo para los autónomos, sin embargo se ha vuelto a solicitar y pasará al Pleno del Senado que deberá de ratificarla la próxima semana, junto con las otras incorporaciones al proyecto de ley de medidas de desempleo para los trabajadores autónomos, que en cualquier caso puede ser modificado de nuevo a su vuelta en el Congreso de los Diputados.

También se ha aprobado recortar de 18 a 12 meses el período que ha de transcurrir para que un autónomo que ha cobrado la prestación por desempleo pueda volver a percibirla, también se debatirá en Pleno la posibilidad de que los autónomos puedan tener un pago único de la prestación por cese de actividad, lo que les equipara a los trabajadores por cuenta ajena.

En lo que respecta al pago de los 425 euros, si ya había un desacuerdo generalizado en el pago de los 450 euros a los parados de larga duración que hubieran agotado la prestación por desempleo, extender esta medida a los autónomos es “absurdamente justo”. Es justo que se beneficie de esta medida un colectivo totalmente desprotegido y que está sufriendo, como el que más, la situación de crisis.

Ahora bien, es absurdo que, cuando hay una gran mayoría de expertos económicos clamando por la eliminación de esa ayuda de los 450 euros, esta continúe y, además, se aumente el gasto con más subsidios. El Estado no debería estar para dar limosnas, ni este tipo de subsidios, ni subvenciones ridículas al autoempleo, deberían de emplear esos millones de euros en políticas de fomento real de la actividad de los autónomos y las pymes.

¿Y si ese dinero se empleara, por ejemplo, en compensaciones de las cuotas de la seguridad social para personas que opten por el autoempleo o pymes que inicien su actividad? ¿Y si esos subsidios se pagaran en compensación de cursos de formación o de reciclaje para desempleados o una política de reinserción laboral efectiva?

Las Administraciones del Estado están malgastando millones de euros en prestaciones, subenciones ridículas y planes E que, en lugar de fomentar el desarrollo económico, sólo sirven para aumentar el gasto de “Papá Estado”. Veremos si al final se aprueba esta medida o se queda todo en fuegos artificiales, de eso saben mucho nuestros políticos, de el resto no mucho, por lo que parece.

En Pymes y Autónomos | A seguir viendo el mundial… gracias el “cheque-parado”
Imagen | daquellamanera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio