Publicidad

El desempleo de larga duración provoca un crecimiento de los autónomos de más de 50 años sin precedentes

El desempleo de larga duración provoca un crecimiento de los autónomos de más de 50 años sin precedentes
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El desempleo de larga duración se ha cebado en los últimos años con todos los trabajadores, pero especialmente con el colectivo de mayores de 50 años. La falta de oportunidades laborales y la imposibilidad en muchos casos de encontrar un trabajo por cuenta ajena ha impulsado a muchas personas de mediana edad a instalarse por su cuenta y riesgo, engrosando el colectivo de los trabajadores autónomos.

Esta tendencia se ha intensificado en los últimos años. Según dato de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), el colectivo de autónomos mayores de 50 años se ha incrementado en 110.016 personas en los últimos dos años, lo que supone un incremento porcentual del 2,9%.

Es más, en el resto de franjas de edad, la diferencia es negativa: entre las franjas de 16 a 30 años, el crecimiento ha sido del -1%; de 31 a 35 años fue del -0,9% y de 36 a 49 años, del -1,1%. La diferencia es la siguiente:

Junio 2017

Junio 2019

Diferencia

De 16 a 30 años

284.988

257.772

-27.216

De 31 a 35 años

308.500

281.534

-26.966

De 36 a 49 años

1.387.388

1.365.341

-22.047

Más de 50 años

1.275.479

1.385.495

110.016

Total RETA

3.256.365

3.290.142

33.777

Eso sí, que los árboles no nos dejen ver el bosque. Este crecimiento tiene varias lecturas, y no todas son positivas. En muchos casos, el alta en autónomos se produce más por necesidad que por vocación, sin un plan de negocio previo ni un estudio de viabilidad y, por tanto, con pocas probabilidades de consolidarse en el tiempo.

Además, denota una falta de relevo generacional; los jóvenes siguen sin querer ingresar en el mercado laboral por su cuenta, y recurren a otras fórmulas como el estudio de una oposición o la búsqueda de un trabajo indefinido por cuenta ajena. Y el futuro puede ser incluso peor, ante las pobres perspectivas de natalidad y de involucrar a los más jóvenes en el emprendimiento y el trabajo autónomo.

Por encontrar un punto positivo a estas cifras, hay que decir que el autoempleo se ha convertido en los últimos años en una alternativa para recuperar el talento que había sido expulsado del mercado laboral o para ingresar en él por primera vez. Algunas medidas como la capitalización del desempleo han servido para impulsar estas cifras.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir