Compartir
Publicidad
Publicidad

De 'mileurista' a "600eurista"

De 'mileurista' a "600eurista"
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El término "600euristas" se está poniendo de moda desgraciadamente. Pero la cosa no acaba aquí. Los contratos por horas, días y semanas no dejan de saltar a las bolsas de empleo en forma de anuncios. La palabra 'mileurista' ahora es sinónimo de un logro. De un buen sueldo, de un lujo.

A finales del año pasado, un 34% de los españoles ganaban menos del Salario Mínimo Interprofesional.(SMI), en esta situación no se encuentran sólo los más jóvenes, sino que esa cantidad la perciben, con suerte y esfuerzo, trabajadores de todas las edades.

Casi la mitad de los trabajadores españoles percibe una retribución inferior a 1.282 euros al mes que, una vez descontadas las retenciones de Hacienda y las cotizaciones sociales, quedan en unos 1.000 netos.

¿Cómo se puede motivar a un trabajador con estos sueldos? Sobre todo, la mayoría de las veces, éste no proviene de un sólo trabajo sino de dos. La precariedad y el esfuerzo titánico por parte de los autónomos es otro ejemplo, de cómo la productividad de un país puede descender.

En 2007 con una tasa de paro del 6,7 %, contábamos con un 58 % de 'mileuristas'; en 2014, con una tasa de paro del 24 %, como decíamos, existe un 34 % de "600euristas".

Hay más afiliados en la Seguridad Social, pero con contratos de una hora. Por esta razón, son muchos los empresarios que recurren a contratos que se traducen en una cotización a la Seguridad Social ridícula. Esos mismos empresarios que aunque tampoco lo tengan fácil para generar empleo, también aprovechan estas circunstancias para explotar a los profesionales.

Por esta razón, por esos sueldos con los que es imposible vivir, la tipología de empleos que se fomentan en el mercado laboral, no es empleo de calidad como promulgan desde el Gobierno. Ni ofrece una imagen positiva de algunos empresarios capaces de aprovechar esta situación límite en un desempleado para que trabaje prácticamente gratis.

Lo que resulta obvio es que las desigualdades cada día son mayores. Y que la implicación de un trabajador por un sueldo ridículo jamás será la misma del que percibe lo justo, ni más ni menos.

En Pymes y Autónomos|Ser mileurista para un autónomo es también un privilegio,Los otros mileuristas

Imagen|Taxt Credits

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio