¿Se puede pagar a un trabajador con notoriedad en redes sociales?

¿Se puede pagar a un trabajador con notoriedad en redes sociales?
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Todos estamos de acuerdo en que es necesario remunerar a los empleados cuando realizan un trabajo. Pero en muchos casos, hay ciertos pagos que no acaban por ser suficientes. O al menos eso parece. Recientemente se ha visto en un hilo e Twitter una oferta de trabajo no remunerado, ofreciendo como paga la promoción en redes sociales. Pero ¿se puede pagar a un trabajador con notoriedad en redes sociales?

No se habla aquí de un pago en especie, puesto que para que esto ocurra dicha "promoción o notoriedad en redes sociales" tiene que ser cuantificada. Es decir, por ejercer tu profesión en este lugar te supone una visibilidad que se valora en X dinero. ¿Cuántos seguidores tenemos que ganar en redes sociales para que salga rentable trabajar solo por esto? ¿Seguirán con nosotros si cambiamos de medio?

Entiendo que haya empleados que eligen colaborar con este tipo de empresas para hacer currículo, es decir, gente sin experiencia que necesita mostrar no solo su valía en esta organización, sino más bien hacer que su candidatura resulte más atractiva para futuras ofertas.

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo una colaboración, ofrecer un servicio a cambio de la misma o un trabajo regular. Los pagos en especie son bastante comunes en las empresas, desde un vehículo comercial que también se puede utilizar para uso particular o portátiles, tablets, teléfonos, etc.

Todos estos pagos en especie tienen también que tributar y es aquí donde la oferta de trabajo por promoción en redes cojea. ¿Cómo se ha cuantificado dicha promoción? O simplemente no se hace y lo que ocurre es que se acaba trabajando gratis como puede ocurrir con las pruebas de selección de programadores, por ejemplo. Y lo cierto es que para trabajadores sin experiencia ya existen contratos de prácticas que están precisamente pensados para eso.

Lo peor de todo es que es algo que mucha gente ve con normalidad, tanto por parte de las empresas que lo pueden ofrecer como de trabajadores que lo aceptan. Y en diferentes sectores, desde periodistas, diseñadores gráficos, web, abogados o cocineros, por citar un ejemplo que hace no mucho saltó a la actualidad.

Es imprescindible remunerar de forma justa un trabajo. Se puede ofrecer un pago en especie, incluso esta notoriedad en redes sociales, pero tiene que poder cuantificarse, porque sino de otra forma lo único que se ofrece como pago son intangibles, palmaditas en la espalda en el mejor de los casos.

Temas
Inicio