Compartir
Publicidad
Publicidad

Menos empresas activas

Menos empresas activas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La última actualización del Directorio Central de Empresas (DIRCE) a 1 de enero de 2010, nos muestra que, durante el año 2009, el número de empresas activas ha disminuido un 2,0%, situándose en 3.291.263, tras el segundo año consecutivo en que se reduce el que el número de empresas activas.

Durante el 2009, iniciaron su actividad 321.180, lo que supone, con respecto al año anterior, un descenso del 3,9%, mientras que 399.106 cesaron su actividad, un 0,2% más que en 2008.

Por sectores, el de servicios, excluido el comercio, es el más numeroso dentro de la población de empresas, con un 53,3% a 1 de enero de 2010. Este sector incluye todas las empresas dedicadas a hostelería, transporte y almacenamiento, actividades administrativas y de servicios auxiliares, información y comunicaciones, actividades inmobiliarias, financieras y de seguros, profesionales, científicas y técnicas, educativas, sanitarias y de asistencia social y servicios personales.

El sector del comercio representa el 24,2% del total e incluye las actividades de venta al por mayor, al por menor y los intermediarios del comercio, el sector de la construcción supone el 15,5% y, finalmente, el industrial el 7,0%.

El 53,9% de las empresas no emplea a ningún asalariado y las que tienen menos de 10 trabajadores suponen el 95,05% de las empresas de nuestro país.

Está claro, después de analizar las cifras de este estudio, que el entramado empresarial de nuestro país muestra unos desequilibrios enormes, lo que producimos es casi nada y el peso del sector servicios (sin duda influenciado por el turismo y la hostelería) es desproporcionado.

Por otro lado la excesiva fragmentación y la proliferación de las micro-pymes podría ser un signo evidente de baja competitividad, que se podría mejorar si se llevaran a cabo políticas empresariales de colaboración y se buscaran alianzas estratégicas, pero que tampoco suelen ser habituales.

Deberíamos de hacer un esfuerzo por equilibrar el peso de los distintos sectores y, desde luego, por potenciar la industria. Fomentar las creación de empresas de sectores estratégicos e innovadores con los que podamos ser competitivos cara al exterior y crear organizaciones con estructuras sólidas que aseguren la perdurabilidad de las mismas.

En Pymes y Autónomos | Continua aumentando la creación de empresas Imagen | INE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio