Esta es la Estrategia Nacional de Impulso del Trabajo Autónomo aprobada por el Gobierno y así quiere mejorar el sector

Esta es la Estrategia Nacional de Impulso del Trabajo Autónomo aprobada por el Gobierno y así quiere mejorar el sector
Sin comentarios

Uno de los primeros pasos para resolver un problema es tener una visión clara del mismo. A partir de aquí se trazan una serie de medidas que deben cumplir con un objetivo. Se realiza un seguimiento para ver si están logrando o no dichos objetivos. Esto es lo que a grandes rasgos supone la Estrategia Nacional de Impulso del Trabajo Autónomo (ENDITA) aprobada recientemente por el Consejo de Ministros, una iniciativa que engloba las líneas políticas de actuación en la materia que se van a desarrollar en los próximos cinco años.

La ENDITA se va a desarrollar desde 2022 hasta 2027 pone en valor el trabajo de los autónomos, teniendo en cuenta la diversidad de un sector que en España tiene una mayor dimensión en el PIB que en otros países europeos.

La realidad es que dentro de lo heterogéneo del sector, los autónomos representan el 15% del PIB y que engloba a más de 3,2 millones de personas, de las que el 20% tiene trabajadores a su cargo. Parece increíble que con este peso en la economía, sea esta la primera estrategia de trabajo autónomo que se plantea.

Despliegue y medidas de la ENDITA

Esta Estrategia es fruto del diálogo social con las diferentes organizaciones de autónomos. Se concretará va a desplegar en dos fases: 2022 a 2024 y 2025 a 2027 con el objetivo de impulsar a las personas trabajadoras autónomas como motor económico del país.

La estrategia ha puesto el foco en medidas clave como la digitalización, la formación especializada o la innovación; y tiene como objetivo también el trabajo decente, reforzar la cohesión social, la promoción de la igualdad efectiva o el avance en derechos de conciliación.

Ejes de actuación de la ENDITA

El programa tiene un total de seis ejes estratégicos:

  • Inclusión y la cohesión social, que pretende mejorar la calidad del trabajo autónomo, los derechos del colectivo y las condiciones en las que se realiza. Dentro de este eje la medida más importante es el nuevo sistema de cotización a la seguridad social, por ingresos reales y la mejora de la protección social. También se va a realizar una nueva definición de qué es trabajo autónomo y qué no para que no haya dudas en la contratación.
  • Fijar la población al territorio mediante el fomento del emprendimiento como herramienta de desarrollo local. Lo que se quiere es que emprender o empezar un negocio no sea solo cosa de grandes ciudades.
  • Digitalización y la modernización del trabajo autónomo, como una palanca para mejorar productividad, competitividad y rentabilidad para los autónomos.
  • Impulsar el trabajo autónomo sostenible con el desarrollo de iniciativas emprendedoras vinculadas a los sectores de la economía verde y economía circular.
  • Nuevo sistema de formación profesional diseñado específicamente para autónomos. También se contempla el impulso de las microcredenciales universitarias para la recualificación profesional.
  • Garantizar la igualdad de género en el trabajo por cuenta propia fomentando medias que eviten el abandono de la actividad profesional tras la maternidad y que fomenten la conciliación profesional-familiar.

Estos ejes que se han acordado con las principales asociaciones de los autónomos cuentan con el visto bueno de UATAE, que según su secretaria general va a suponer un hito y un punto de inflexión para el futuro. Una medida que va a fortalecer al conjunto del colectivo.

De forma similar se ha pronunciado UPTA, que ve la Estrategia como un punto para transformar el tejido productivo que representan lo autónomos. Respecto a la asociación mayoritaria ATA, solo han puesto el acento en la nueva definición de trabajo autónomo y cómo debería ayudar a proporcionar más seguridad jurídica para el sector en el futuro.

Quedan detalles por concretar. Tenemos que ver la letra pequeña y sobre todo como se ponen en el día a día estas medidas y que suponen para el autónomo. A todos seguro que les gusta la opción de digitalizarse y ser más productivos, pero si esto pasa por obligar a tramitar con la administración de forma telemática para muchos más que una ayuda supondrá costes añadidos. Lo mismo podríamos decir de la protección social del autónomo, si pasa por pagar más de cuota de cotización, más de uno no estará de acuerdo.

Temas
Inicio