Compartir
Publicidad

España, un mercado laboral demasiado desajustado

España, un mercado laboral demasiado desajustado
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Estudio The Great Talent Mismatch - Hays Global Skills Index 2013, se centra en el análisis de los factores que afectan a la salud del mercado de trabajo a partir de siete indicadores. Uno de ellos, que precisamente da sentido al título, es el desajuste del talento, medido a partir de tres variables: la tasa de parados de larga duración, la tasa de desempleo estructural y el número de vacantes laborales no cubiertas.

Un recordatorio la tasa de desempleo estructural es igual a aquella por debajo de la cual un país no consigue descender incluso en ciclos de expansión. En el caso de España, por ejemplo, la tasa de desempleo estructural está en torno al 8 o el 9%, niveles que se alcanzaron durante la primera década del siglo.

No debe sorprender que España, al tener también muchos desempleados de larga duración, se encuentre entre los cuatro países que alcanzan la nota máxima en el indicador, pero puede resultar más chocante que, entre acompañantes más previsibles, como Irlanda y Portugal, se encuentren los mismísimos Estados Unidos, cuya economía muestra signos de recuperación pero presenta una tasa de paro de larga duración del 23% debido a la caída en desuso de las competencias de muchos trabajadores cualificado en industrias en decadencia.

La gran diferencia entre Estados Unidos y los otros tres países desajustados reside en la capacidad de reacción y en la prontitud con la cual las industrias emergentes consigan apoyarse en el sistema educativo para cubrir sus necesidades de personal sin necesidad de importar todo el talento del extranjero. Mientras tanto Irlanda, Portugal y España tienen problemas estructurales mucho más serios.

El estudio afirma que también estos problemas pueden paliarse a través de las políticas justas que los combatan, especialmente en tres áreas:

  • La flexibilidad del mercado laboral, que significa, simplificación del marco normativo y superación de la dualidad
  • Una mejor conexión entre educación y empleo,que debería pasar por el fomento de las vocaciones científicas y tecnológicas y por la flexibilización de la formación profesional
  • Mejor oferta de formación continua que permita tanto capacitar a los más jóvenes en tareas y funciones de alto valor como en actualizar los conocimientos y las competencias profesionales de los más veteranos.

Merece la pena citar textualmente el resumen de la situación española redactado por Chris Dottie, Directora Gerente de Hays España:

El volumen de oportunidades laborales en España, críticamente bajo, camufla tendencias subyacentes que resultan igualmente preocupantes. El número de trabajadores con educación superior en situación de empleo ha descendido en solo un 7 por ciento durante los últimos cinco años, frente el 27 por ciento de los menos cualificados, muchos de los cuales habían estado ocupados en el sector de la construcción. Sin embargo, hay un problema serio de estancamiento: desde 2008 ha habido un incremento de los trabajadores que pasan seis o más años en su trabajo actual, representando un 48 por ciento de los trabajadores. Un mercado de trabajo tan rígido representa una amenaza seria a la competitividad de España en el futuro.

Imagen | CarbonNYC En Pymes y Autónomos | Mercado laboral

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio