Compartir
Publicidad

¿Dónde monto mi negocio?

¿Dónde monto mi negocio?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque hoy por hoy se habla mucho de Internet y del comercio electrónico por las ventajas en costes y operativas que proporciona, la verdad, es que no todos los negocios consiguen ni la visibilidad necesaria ni la cuota de mercado para poder ser competitivos.

Por lo tanto, el negocio tradicional, el físico, sigue siendo una buena alternativa para todos aquellos que se decidan por el retail como oportunidad empresarial.

Aunque cuando se abre un comercio hay muchos factores a tener en cuenta como por ejemplo que tenga unos metros determinados, que esté en una zona que se ajuste al perfil de la marca, que el local se ajuste al presupuesto y, en lo posible, sea atractivo, que tenga potencial para la decoración del mismo, etc. Pero, sin lugar a dudas, algo que resultará determinante en el éxito que se pueda alcanzar será la ubicación.

Criterios para seleccionar la ubicación perfecta

Los factores que ayudarán a garantizar el éxito de nuestro local son tres: el tránsito, la visibilidad y la competencia.

Tránsito

Para determinar si la ubicación de un local es adecuada debemos tener en cuenta el tránsito de la calle en la que está situado. Y para ello debemos prestar especial atención a la cantidad y la calidad de la gente que pasa por la puerta del futuro establecimiento.

  • Cantidad de tránsito

La cantidad de gente que pasa por la calle en la que queremos ubicar el local. Este es un factor fundamental, ya que si ubicamos nuestro establecimiento en una calle por la que apenas pasa gente será complicado atraer a clientes potenciales hasta nuestro establecimiento.

  • Calidad del tránsito

Además de la cantidad de gente, es necesario conocer la calidad de la gente que pasa. Es decir, si la gente que pasa serían compradores potenciales de nuestro negocio. Por ejemplo si se desea montar una tienda de ropa infantil la calidad del tránsito viene determinada por el hecho de que pasen madres o madres potenciales. En este sentido que haya un colegio o una guardería cerca o un gimnasio especializado para mujeres favorece la calidad del tránsito.

  • Tipo de tránsito

Es decir, cómo es el tránsito de la calle, ya que no es lomismo que sea una calle peatonal comercial o de recreo, o que sea una calle por la que circula el tráfico, etc. Esto en ciudades como Madrid es determinante ya que es una ciudad orientada a los automóviles más que a los peatones lo que cercena, en parte, las opciones de negocio ya que calles peatonales o por las que las aceras permitan pasear son más bien la excepción y las posibilidades de aparacamiento más bien escasas.

Visibilidad

  • Tamaño del escaparete

Si encontramos un local con un gran escaparate llamará más la atención que un local con un escaparate pequeño. Por eso, es tan importante controlar los metros útiles del establecimiento como los metros reales del escaparate. Ya que si tenemos un escaparate grande y elaborado conseguiremos no solo llamar la atención del público general, sino que mejoraremos la imagen de nuestra marca y nos será más fácil captar nuevos clientes.

Desde luego el enclave óptimo es el local de esquina en el que el escaparate de a dos calles transversales, pero evidentemente esto no es sencillo de conseguir.

Competencia

Evidentemente cuando se monta un negocio hay que conocer y estudiar a la competencia en sus dos vertientes.

  • Competencia directa

Entendemos como competencia directa aquella que ofrece los mismos productos y servicios que nosotros y a un público potencial similar al nuestro. Un ejemplo mu típico sería el de un bar o una peluquería, nuestra competencia directa serían el resto de bares y peluquerías del barrio. Lo óptimo sería que ni en nuestra calle ni en como mínimo 5 calles a la redonda hubiese otro bar o peluquería. En determinadas zonas comerciales, esto realmente es difícil de lograr.

  • Competencia indirecta

Entendemos como competencia indirecta a aquellos negocios que no se dedican exactamente a lo mismo que nosotros pero que pueden ser un sustituto de nuestros productos o servicios en un momento determinado. En el caso de una peluquería, serían los centros de estética, los spa´s, las tiendas de cosméticos, los centros de masaje o de depilación, etc. Evidentemente, cuanta menos competencia directa e indirecta esté cerca de nuestro futuro local, mejor.

La localización de nuestro negocio es fundamental para alcanzar el éxito y si no se da con el lugar adecuado, todos los esfuerzos en comunicación y en crear una identidad corporativa acabarán siendo estériles.

Imagen | Aaron Parecki En Pymes y Autónomos | La clave del éxito: tráfico, conversión y recomendación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio