Publicidad

RSS concurso de acreedores

¿Puede un autónomo declarse en concurso? Estas son las alternativas

Comentar
¿Puede un autónomo declarse en concurso? Estas son las alternativas

Cuando una sociedad de responsabilidad limitada atraviesa dificultades de liquidez, puede declararse en concurso de acreedores con el objetivo de solucionar situaciones negativas de tesorería o bien para que la empresa pueda declararse en quiebra después de saldar las deudas que le son exigibles con sus acreedores. Es habitual que, en España, el concurso de acreedores sea sinónimo de quiebra, pues la mayoría de ellos acaban en liquidación de la empresa.

Pero, ¿puede una persona física solicitar el concurso de acreedores? ¿Qué salidas tiene un autónomo para solucionar una situación similar? La pregunta no es baladí porque, a diferencia de las sociedades, cuyos socios solo responden de las deudas con sus aportaciones al capital, los autónomos ponen en riesgo la totalidad de su patrimonio presente y futuro para saldar sus compromisos contraídos (salvo 300.000 euros de la vivienda), lo que ha provocado que muchos emprendedores atraviesen situaciones verdaderamente críticas.

Sin embargo, si trabajamos por cuenta propia, existen algunos mecanismos para resolver problemas de este tipo, aunque ninguna de ellas garantizan la viabilidad futura del negocio. El primero es la solicitud del concurso de acreedores voluntario, una posibilidad a través de la cual el deudor puede conseguir una reducción de la deuda de hasta un 50% y un aplazamiento en el pago de hasta cinco años.

El segundo es la solicitud de la segunda oportunidad, un mecanismo a través del cual el autónomo puede tiene la posibilidad de eliminar las deudas contraídas para evitar embargos futuros. Se trata de una posibilidad que, sin embargo, es necesario demostrar de manera fehaciente, acreditando que la situación actual del autónomo puede conducir a la suspensión de pagos, primero con un acuerdo extrajudicial con los acreedores y después cumpliendo una serie de requisitos, como demostrar buena fe. Aun así, algunas deudas, como las contraídas con Hacienda o la Seguridad Social no quedan exoneradas.

Ambas posibilidades conllevan gastos, que pueden oscilar entre el 10 y el 15% del total de la deuda para cubrir los gastos de gestión de los procedimientos, y ninguna de las dos va a tener una conclusión fácil ni rápida.

En definitiva, existen alternativas para que un autónomo pueda librarse total o parcialmente de sus deudas. Sin embargo, si lo que queremos es proteger nuestro patrimonio al comenzar la actividad, lo mejor es iniciarla como persona jurídica, de manera que la responsabilidad del emprendedor quede limitada a su aportación en la sociedad.

En Pymes y Autónomos | Las quiebras de empresas son un problema de liquidez: el caso de Abengoa

Imagen | sansit

Leer más »

Las quiebras de empresas son un problema de liquidez: el caso de Abengoa

2 Comentarios
Las quiebras de empresas son un problema de liquidez: el caso de Abengoa

Liquidez y solvencia. Dos conceptos empresariales que aparecen muy unidos y que muchas veces se confunden, pero que tienen repercusiones muy diferentes. De hecho, existe la creencia generalizada de que las quiebras son un problema de solvencia cuando, en realidad, una de los factores que llevan a las empresas a su desaparición es su falta de liquidez.

Y, si no, que se lo digan a Abengoa, la multinacional que hace apenas quince días solicitó el preconcurso de acreedores, ahogada en una deuda de 8.904 millones de euros y que podrá significar la mayor quiebra de la historia en España. Sus costes de financiación son una pesada losa sobre la que se puede derrumbar la empresa andaluza.

Leer más »
Publicidad

Las quiebras empresariales aumentan y nuestro sistema concursal no puede detenerlo

Comentar
Las quiebras empresariales aumentan y nuestro sistema concursal no puede detenerlo

La imagen que acompaña al artículo, cortesía del economista Perpe, constituye una representación gráfica de cuál ha sido la magnitud de esta crisis, especialmente violenta con uno de sus agentes más afectados: las empresas.

Mientras el número de empresas afectados por procesos de quiebra se había triplicado en 2012 con respecto al inicio de la crisis, en 2013 la tendencia parece seguir siendo a un mayor número de quiebras. La herida no se ha curado, y año tras año tenemos que anunciar que, desgraciadamente, las quiebras empresariales siguen aumentando y nuestro sistema concursal no tiene capacidad de detener esta sangría.

Leer más »

Se crea el Registro Público Concursal para centralizar la información de los concursos de acreedores

2 Comentarios
Se crea el Registro Público Concursal para centralizar la información de los concursos de acreedores

El BOE publica hoy el RD 892/2013 por el que se configura el Registro Púbico Concursal que centralizará la información sobre los concursos de acreedores.

Es esencial que tanto el inicio como los pasos que se vayan dando en los procedimientos concursales se den a conocer a todos los posibles interesados. Hasta ahora no existía una figura que aglutinara esa información por lo que se hacía bastante dificultoso el seguimiento. La creación de este Registro pretende solucionar este problema.

Leer más »

Tan solo una de cada cuatro empresas echa el cierre tras un proceso concursal

Comentar
Tan solo una de cada cuatro empresas echa el cierre tras un proceso concursal

Es indudable que las mayores perjudicadas por la crisis y por el consecuente descenso del consumo y restricción crediticia han sido las pequeñas y medianas empresas y los autónomos. Los números de ventas no son suficientes para mantener el negocio, por lo que muchas empresas se ven abocadas al cierre prematuro sin posibilidad de seguir adelante.

Sin embargo, muchos tenemos aún la sensación de que muchos cierres podrían haberse evitado de haber contado con un asesoramiento adecuado. Según un informe de Asexor, tan sólo un 26,07% del total de bajas de sociedades mercantiles registradas corresponde a compañías envueltas en procesos concursales. Es decir, casi tres de cada cuatro empresas deciden echar el cierre sin probar suerte mediante un preconcurso o concurso de acreedores.

Leer más »

El 96% de las empresas que entran en concurso se acaban liquidando

Comentar
El 96% de las empresas que entran en concurso se acaban liquidando

Un estudio realizado por axesor refleja que el 96% de las empresas que entran en concurso de acreedores se acaban liquidando. El procedimiento concursal, que se diseñó como una vía que ayudara a las empresas en dificultades a buscar una alternativa viable a su situación se convierte, por tanto, en la última vía que desemboca en la desaparición de la empresa.

Según el estudio, el motivo principal de esta conclusión es que las empresas recurren a este procedimiento cuando prácticamente no tienen posibilidad de salida y ya es demasiado tarde, pero además el propio procedimiento tampoco ayuda a que la conclusión del mismo sea positiva.

Leer más »
Publicidad

¿Cuándo se considera que una empresa es insolvente?

Comentar
¿Cuándo se considera que una empresa es insolvente?

Desde que empezara la crisis allá por el año 2007, han proliferado las solicitudes de concursos de acreedores entre las empresas de nuestro país. Éste es un procedimiento legal que se origina cuando una persona física o jurídica deviene en una situación de insolvencia en la que no puede hacer frente a la totalidad de pagos que adeuda.

Pero, ¿cuándo se considera que una empresa está en situación de insolvencia? El diccionario de la RAE define insolvencia como la incapacidad de pagar una deuda. Sin embargo, la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, en su artículo 2.4 va un poco más allá en la definición, aportando una serie de situaciones tasadas por las que la empresa está en situación de insolvencia.

Leer más »

Nuevo sistema de comunicación a la Agencia Tributaria de declaración de concurso de acreedores

Comentar
Nuevo sistema de comunicación a la Agencia Tributaria de declaración de concurso de acreedores

En el momento en que una empresa entra en procedimiento concursal, el o los administradores concursales están obligados a comunicar tal circunstancia a cada uno de los acreedores de la entidad, con el objetivo de que éstos puedan informar de los créditos que tienen pendientes de cobro. Eso afecta también, como es natural a los Organismos Públicos y por eso la Agencia Tributaria ha creado un nuevo formulario de comunicación de declaración de concurso.

De esta manera la administración concursal podrá cumplir ese trámite de manera directa con la Administración Tributaria, independientemente del sistema que utilice con el resto de "interesados".

Leer más »

La solicitud del preconcurso de acreedores

Comentar
La solicitud del preconcurso de acreedores

Hace ya tiempo comentamos como, cuando y por que solicitar un concurso de acreedores. Con la reforma de la Ley Concursal, aprobada en 2010, se introdujo un nuevo procedimiento al que acogerseen situación de insolvencia, el preconcurso de acreedores.

Básicamente consiste en que aquellos que estén en una situación de les obligaría a solicitar el concurso voluntario puedan comunicar al Juzgado de lo Mercantil dicha situación sin solicitar todavía el inicio del concurso, indicando que se abre un periodo de negociación con los acreedores para evitar el concurso o, en último caso, preparar dicha solicitud.

Leer más »

La tempestad arrecia: crecen un 30% los concursos de acreedores

Comentar
La tempestad arrecia: crecen un 30% los concursos de acreedores

Las más pequeñas son las más castigadas. El primer trimestre de este año se ha cerrado con un incremento del 30% en el número de concursos de acreedores de empresas en nuestro país. Más de 2.600 firmas incurrieron en él, ante la imposibilidad de afrontar sus pagos. Entre ellas, las de menor tamaño (menos de 20 trabajadores y menos de 250.000 euros de volumen de negocio) son mayoría.

La destrucción del tejido empresarial sigue con paso firme, sin que se tomen medidas eficaces para evitarlo. El estancamiento de un consumo interno marcado por el desempleo y la difícil coyuntura de las familias y el cierre del grifo del crédito, con la ausencia total de planteamientos reales para recuperarlo, son los dos factores fundamentales que siguen alimentando una estadística demoledora.

Leer más »
Publicidad
Inicio