Aumentan un 900% los despidos durante el periodo de prueba del contrato indefinido pero sigue siendo una mínima parte

Aumentan un 900% los despidos durante el periodo de prueba del contrato indefinido pero sigue siendo una mínima parte
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El Sindicato USO denunció que se estaba utilizando el despido de trabajadores durante el periodo de prueba para contratar como indefinidos, pero deshacerse de los trabajadores como si fueran temporales. Para ello se basaban en los datos que indicaban que aumentan un 900% los despidos durante el periodo de prueba del contrato indefinido.

La Ministra Yolanda Díaz ha defendido su Reforma Laboral con otro argumento basado en el siguiente dato: el 98,8% de los contratos superan el periodo de prueba. Son datos aparentemente contradictorios, pero que dejan de avalar el éxito de una Reforma Laboral que pretendía, y podemos decir que lo ha logrado, dar mayor estabilidad a muchos trabajadores temporales.

¿Por qué es un éxito de la Reforma Laboral el aumento desorbitado de los despidos durante el periodo de prueba?

En primer lugar porque el porcentaje global de contratos indefinidos en los que se han detectado esta circunstancia es muy bajo, apenas un 1,2% de los firmados desde el inicio de la Reforma Laboral.

Además, de todos estos hay un porcentaje de ellos que se debe a bajas voluntarias de los trabajadores. Algo habitual, cuando al comenzar el trabajo muchas veces no cumple con las expectativas que teníamos. 

Pero también porque podemos encontrar una oferta mejor, algo normal cuando estamos en proceso de búsqueda activa de empleo. Más todavía en un escenario en determinados sectores con problemas par encontrar personal. 

Pero la realidad es que nunca el porcentaje de contratos indefinidos había sido tan elevado como en el último año. Y todavía no se ha puesto manos a la obra el mayor generador de contratos temporales, las administraciones públicas, que todavía están en proceso de consolidación de muchos puestos que durante años han sido temporales.

Porque cuando hablamos de contratos temporales pensamos en camareros que trabajan en verano en chiringuitos, en temporeros del campo, pero no en enfermeras que van encadenando contratos de una semana de forma consecutiva a lo largo del año para suplir vacantes y bajas o médicos, por no hablar de bomberos o cualquier otro tipo de funcionarios del Estado.

Y muchos han descubierto el contrato fijo discontinuo

En muchos casos los contratos indefinidos no implican trabajar todo el año o trabajar la jornada completa. Son cosas diferentes. Se puede ser indefinido, y fijo discontinuo, dejando de trabajar varios meses al año. El trabajador tiene más derechos que con un contrato temporal, que una vez que acaba se desvincula por completo de la empresa.

Lo mismo ocurre con la duración de la jornada. Muchas empresas han visto en jornadas parciales, con la aplicación de horas complementarias una solución interesante para cubrir picos de trabajo y tener más personal y con una mayor estabilidad.

Hay aspectos de la Reforma Laboral que se pueden mejorar. Y no tardaremos mucho en verlo, ya sea en un sentido o en otro. Dependerá mucho del color del próximo Gobierno.

Temas
Inicio