Publicidad

El cartel impreso no ha muerto, y la pyme lo sabe

El cartel impreso no ha muerto, y la pyme lo sabe
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El debate sobre la utilidad del cartel tradicional en una sociedad donde todo parece existir y transcurrir sólo a través de internet, no cesa. Pero las cifras hablan, y según un estudio de FedEx, los servicios profesionales de impresión han ayudado a cuatro de cada cinco propietarios de pequeñas empresas a destacarse de la competencia.

El cartel impreso no va a desaparecer y es una buena inversión porque su coste es bajo. En si la publicidad con carteles es efectiva, económica, llamativa y clara. Además de que se puede complementar con otra que esté presente en redes sociales, todos ganan.

Ventajas del uso de carteles para publicidad en la pyme

Los carteles publicitarios han evolucionado y son ideales para complementar campañas de publicidad directa, para maximizar los impactos geolocalizados, y para hacer publicidad barata de altos resultados.

Por ejemplo de eventos, conciertos, política, actividades, academias de formación y un largo etcétera de anunciantes que siguen apostando por ellos en sus planes de medios.

Respecto a las ventajas:

  • Es uno de los medios más económicos de hacer publicidad.

  • Si su diseño es creativo y original llamará la atención de una gran cantidad de personas, además de perdurar en la memoria del público.

  • Brinda la oportunidad de enfocar la publicidad en determinados lugares.

  • Su efectividad es medible con facilidad.

  • Según dónde se coloquen, pueden mantenerse visibles incluso semanas.

¿Ha dejado la industria cinematográfica de crear carteles para anunciar sus películas? No. De hecho, la conocida plataforma Netflix ha invadido las calles con carteles que no dejan indiferente a nadie. Un buen ejemplo de que un producto digital también recurre a la publicidad tradicional.

Los carteles también son válidos para un público joven

Si echamos un vistazo a marcas o servicios dirigidos a un público joven, al que se le presupone todo el día con el móvil en la mano y navegando por Internet, comprobaremos que han echado mano de la creatividad y muchas ciudades han sido inundadas por carteles interactivos.

En un anuncio callejero en Estocolmo, Reebok instaló una cámara de velocidad y tecnología de seguimiento que desafiaba a los transeúntes a correr. Si superaban un ritmo de 17 km por hora (10.5 millas por hora), recibían un par de zapatillas ZPump 2.0 de regalo.

Así que larga vida al cartel publicitario, ya que si los grandes siguen apostando por ellos, cómo no lo va a hacer una pequeña empresa. Es la mejor forma de hacer visible tu negocio, un evento o cualquier servicio. La creatividad es la mejor arma para que este soporte haya sobrevivido.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir