Compartir
Publicidad
Ocho alternativas a las bolsas de plástico para que tus clientes además publiciten tu negocio
Marketing y Comercial

Ocho alternativas a las bolsas de plástico para que tus clientes además publiciten tu negocio

Publicidad
Publicidad

Con la entrada en vigor de la prohibición de regalar las bolsas de plástico en los comercios en muchos se han empezado a buscar alternativas que puedan regalar y permitan fidelizar a sus clientes. Otros buscan un negocio también en esta necesidad que ahora surge de llevar sus propias bolsas a la compra si no quieren pagar. Por esos vamos a ver ocho alternativas a las bolsas de plástico para que tus clientes además publiciten tu negocio.

Porque no se trata solo de cubrir una necesidad, sino además de hacer que esa bolsa la utilicen luego en otros establecimientos, la lleven por la calle y el nombre de nuestro comercio sea más visible. Recuerdo que durante años la gente llevaba bolsas de plástico de El Corte Inglés en las que transportaban sus cosas. Las veías en el metro, en el autobús, caminando por la calle... era una de las mejores formas de hacerse publicidad que tenían, y solo con ofrecer una bolsa con un poco más de calidad que el resto que eran de usar y tirar.

1. Bolsas de plástico compostables o de plástico reutilizado

Quizás la mejor alternativa para seguir dando bolsas gratis a los clientes sea seguir utilizando bolsas de plástico compostables, es decir, que se puedan tratar a través de procesos biológicos y se gestionan en los residuos junto a los orgánicos.

Lo mismo ocurre con las bolsas de plástico gruesas que tengan un porcentaje del 70% de plástico reciclado para fomentar con ello la economía circular y el reciclado de estos plásticos. Lo malo de estas dos alternativas es que el coste unitario de cada una de ellas es bastante mayor del que tenían hasta ahora las bolsas de plástico comunes.

2. Bolsas de papel

Es algo que hemos visto durante años en series y películas de Estados Unidos, donde se compraba en comercios que facilitaban bolsas de plástico. Ahora muchas grandes cadenas están comenzando a facilitar dichas bolsas de papel que aguantan hasta 15 kilos, pero en su mayor parte las cobran igual que harían con las de plástico.

Hacer de la necesidad una oportunidad para publicitar el negocio

Lo malo es que no es una alternativa muy cómoda para llevar con nosotros siempre por si acaso tenemos que comprar algo. Otra alternativa es el uso de cajas de cartón, algo que hace años tenían como alternativa establecimientos que no facilitaban bolsas. La misma caja que se utiliza para envasar podría servir al cliente para llevarse su compra. Si no queremos que la alternativa sea tan cutre, se pueden facilitar cajas de cartón plegables con nuestro logo.

3. Bolsas de tela

Las bolsas de tela se llevan facilitando desde hace años a los clientes, pero más como algo promocional que alternativa al uso de la bolsa de plástico. La parte positiva es que una bolsa de tela con nuestro logo después se utilizará para muchas más cosas que la compra de nuestro establecimiento. Un diseño atractivo y ya tenemos un anuncio andante de nuestro local por la ciudad.

4. Bolsas plegables de poliester

Este tipo de bolsas son muy interesantes porque resultan muy útiles para los clientes ya que se pueden guardar fácilmente en el bolso. Al igual que ocurre con las de tela, un diseño atractivo puede hacernos muchas publicidad, incluso muchas veces en la competencia.

5. Bolsas de rafia

Esta alternativa también lleva años en los comercios, desde que muchos de ellos empezaron a cobrar por las bolsas de plástico. No las regalan, sino que tenemos que comprar las bolsas de rafia. La ventaja es que tienen gran capacidad, y lo malo que suelen ocupar mucho, por lo que no son fáciles de llevar siempre encima.

6. Bolsas de malla o crochet

Bolsa Rejilla

Todos tenemos una imagen visual de las mallas que se utilizan para naranjas, ahora existen alternativas similares que podemos facilitar a los clientes. Son muy ligeras y servirán para todo tipo de alimentos. Lo malo es que se ve lo que va dentro, algo que puede que no convenza a algunos.

Una alternativa algo más elegante son las bolsas de crochet o ganchillo. Estas se utilizan más en el sector de la moda, donde una bolsa ligera puede almacenar muchas prendas. La parte buena es que también se pueden lavar si se ensucian.

7. Cestas de esparto

Esta es otra alternativa tradicional. Vender cestas de esparto a precio muy económico puede ser la mejor forma de publicitar nuestro negocio. Aquí no se trata tanto de facilitar un servicio, sino de cubrir una necesidad de los clientes, a partir de la cual también podemos obtener beneficio.

8. Carros de la compra

Algo similar ocurriría con los carros de la compra, utilizados durante años para ir al mercado. Hoy en día tenemos muchas alternativas que podemos vender, desde carritos ligeros y plegables, que son poco más que una bolsa grande que se puede arrastrar con ruedas pequeñas a los más tradicionales. Es un buen soporte publicitario que puede servir para anunciar mercados o áreas comerciales más que para comercios. En todo caso, vender a precio coste a cambio de incluir logo y publicidad no es mala idea.

Al fin y la cabo las bolsas de plástico cubrían una necesidad de los clientes. Ahora lo que tenemos que conseguir es hacer lo mismo con otras alternativas, algunas serán más perecederas y con otras lo que se busca es además tener publicidad cuando el cliente las utiliza en otros ámbitos.

En Pymes y Autónomos | La importancia del packaging en el e-commerce

Imágenes | Andi_Graf | webandi

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio