Compartir
Publicidad
Publicidad

Mi jefe es un narcisista, socorro

Mi jefe es un narcisista, socorro
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los vemos por todas partes. En la televisión, Internet, en nuestro grupo de amigos o conocidos. Son personas que necesitan llamar la atención y sólo tienen una preocupación: su persona. ¿Es posible que alguien así pueda dirigir una empresa? ¿O formar parte de una plantilla sin que ésta se resienta?

Narcisismo 1. m. Manía propia del narciso2. 2. m. Excesiva complacencia en la consideración de las propias facultades u obras. Así lo define la RAE. Vivimos en la era donde parecer el más guapo, listo u ocurrente parece casi una obligación aunque ese comportamiento no aporte nada productivo a la sociedad y menos a un negocio.

Trabajar con un jefe narcisista no es fácil. Normalmente crecen profesionalmente a costa de sus subordinados y en cuanto a sus equivocaciones, siempre tienen una excusa preparada.

Difícil tarea aprender de una personalidad semejante. Pero el narcisista tiene miedo al fracaso, y este miedo es tan grande que necesita estar en primera línea. Que se hable de él. Aunque sea a costa de discursos demagogos o por parecer el más gracioso u ocurrente.

No soporta las criticas y eso del trabajo en equipo le exaspera. Sólo busca reconocimiento.

El aplauso y la palmada en el hombro. ¿Sus empleados? De ellos sólo busca el aplauso.Como el cómico tras su actuación.

¿Quién tiene la culpa?

  • ¿Las escuelas de negocios? ¿La familia? ¿Algún problema psicológico? Tal vez un conjunto de todo lo mencionado pero sobre todo las distancias que en algunas empresas existen entre los mandos. La jerarquía para muchas empresas sigue siendo fundamental.

  • Un narcisista a la larga, acabará con el buen ambiente de la empresa.¿De qué puede servir un líder egocéntrico? ¿El trabajo saldrá mejor? Imposible si sólo piensa en sí mismo y en mirarse al espejo cada cinco minutos.

¿Cómo sobrevivir a un jefe narcisista? Mediante la ironía, y huyendo de los halagos y los desprecios.Cultivando nuestra autoestima para ser conscientes de que el jefe sólo ve a los trabajadores como un recurso para progresar.

Si asumimos cuanto antes que nunca va a delegar, ni le importa nuestra opinión, antes nos libraremos de caer en una depresión o en una situación desagradable. Apostar por ser racional e indiferente ante sus excentricidades será lo más inteligente.

En Pymes y Autónomos|Si estos son tus valores, tienes una gran capacidad de liderazgo

Imagen|Phillipp_Stegmann

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio