Compartir
Publicidad

La charla de Guardiola

Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Hemos usado en este blog más de una vez los ejemplos deportivos a la hora de hablar de gestión. Y específicamente, hemos hablado del triunfador del año en materia de management deportivo. Si, hemos hablado de Guardiola y de alguno de sus métodos, como el vídeo de la final de la Champions. El caso es que me voy a permitir volver a usarlo a título ilustrativo.

En la Supercopa europea, en el último trofeo logrado por el equipo, se ha filtrado la charla que les dió sobre el campo a sus jugadores en la prorroga. Después de 90 minutos matadores, el partido seguía 0 a 0 y les soltó el speech que podéis observar arriba. Creo que el mismo encierra más de una lección empresarial.

  • El discurso no inventa nada nuevo. No es la repanocha, no lo firmaría Hamlet. Es más, creo que muchos podemos afirmar que es bastante manido en dichos entornos. Pero su ejecución es perfecta, suave, mesurada, y dice lo que tenía que decir y como debía decirlo (la clave de muchos negocios no esta en la idea original si no en su ejecución impecable). Guardiola no sufrió un ataque de entrenador, o lo que es lo mismo, no se volvió de pronto Adán.
  • Y el mensaje que les transmite coincide en esencia con la forma. Deben seguir haciendo lo mismo. Los jugadores han de continuar con su libro de estilo, no embarcarse en aventuras osadas, no asumir riesgos excesivos, no pretender inventar nada en esos minutos. El rival no va a cambiar y ellos tampoco deberían hacerlo. Han llegado hasta allí con unas ideas y con ellas deben jugar, con ellas han de ganar o de perder.
  • La charla, además de recordarles que, a pesar del cansancio, del miedo a perder, etc, deben seguir a lo suyo, supone un balón de confianza, de inspiración. Como diría alguien a quien aprecio, champú y cariño.Pues eso, el cariño es ese dopaje legal que se permite a la hora de galvanizar un equipo, ya sea deportivo o empresarial, que está exhausto, a un paso de la meta.

Vía | Notas de futbol
En Pymes y autónomos | Somos uno, De empleado a jefe: el caso Guardiola, Motivación para campeones: Gladiator

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio