Compartir
Publicidad
Publicidad

Necesitamos reformar las bajas laborales por incapacidad temporal

Necesitamos reformar las bajas laborales por incapacidad temporal
Guardar
23 Comentarios
Publicidad


Hoy han salido los datos de las bajas por incapacidad temporal del ejercicio 2008. Los datos son abrumadores dado que tenemos 5 millones de bajas médicas anuales con una media de 43 días por cada baja. Para que nos hagamos una idea, equivale a tener casi 600.000 trabajadores de baja durante todo un año en España. Aproximadamente un 3,15% del total de afiliados a la seguridad social de manera activa.

Las bajas por incapacidad tienen una componente que es impredecible y que no hay más remedio que asumir si o si. Cualquiera puede tener un problema de salud grave que lo aparte del trabajo durante un largo periodo de tiempo y para ello están las coberturas que presenta la seguridad social y las mutuas de accidentes.

Pero dentro de estas enfermedades, no olvidemos que existen muchas que se alargan más de lo debido en algunas ocasiones, supuestos que merecen una jubilación directa en otros casos o incluso una incapacidad permanente de unos años durante algún tiempo.

El sistema actual de gestión de incapacidades está desfasado, tanto con los avances técnicos, como con la fortaleza que presenta la propia Seguridad Social. Supongamos un ejemplo; un trabajador cualquiera tiene un accidente grave de coche. Los médicos pueden prever un periodo de baja de unos 9 a 12 meses en el mejor de los casos.

La TGSS debería permitir la suspensión automática de ese contrato laboral, desvinculando a la empresa hasta que el trabajador se encuentre en situación de incorporarse al trabajo o hayan transcurrido 18 meses desde la baja por ejemplo. El trabajador sustituto, entraría con un contrato de interinidad sobre el trabajador con la enfermedad y la empresa no tendría que satisfacer el coste de la seguridad social del primero pero si del segundo.

A efectos prácticos, la TGSS no pierde dinero, porque el pago de la IT lo puede realizar de la misma forma al trabajador, el nivel de cotizaciones no se resiente, dado que para que se lleve a cabo esta suspensión, se requiere un alta nueva en la Seguridad Social y de una tacada, quita un posible parado de las listas del INEM.

Vía | La Voz de Galicia
Imagen | black swan
En Pymes y Autónomos | El control de las bajas médicas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos