Compartir
Publicidad
Publicidad

Es Navidad y mi empresa no me paga

Es Navidad y mi empresa no me paga
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Al igual que ser despedido en estas fechas parece conllevar un añadido extra de desolación y desasosiego, trabajar y tener que rogar por tu trabajo es una de las situaciones más lamentables para un empleado.

¿Cómo pretende una empresa que un trabajador rinda si sus derechos son vulnerados? Y si es Navidad, todavía la situación empeora por esos regalos o gastos extras tan propios.

Aunque una empresa se encuentre en una situación económica complicada, eso no implica que pueda dejar de pagar a sus trabajadores, pues la Ley ofrece alternativas.

En alguna ocasión, como trabajadores nos hemos visto en esta tesitura. Trabajo pero no me pagan, y mi jefe es un experto en recitar una suerte de excusas para que acabe sintiendo compasión por él.

Pero algunos empresarios alérgicos a pagar deberían ser conscientes de que el impago del salario o el retraso continuado es causa para que el trabajador pueda solicitar la extinción del contrato, y por consiguiente de tener que abonarse una indemnización por despido.

No hay que olvidar que no pagar es una estrategia para que el trabajador, desmotivado pida la baja voluntaria. Lo cual nunca debe ser la elección final.

La ley no ampara que la situación económica de la empresa sea negativa. No es un motivo de peso para no cumplir con los trabajadores que no son responsables de esta circunstancia.

Normalmente, el empleado no deja de cumplir con sus obligaciones por lo que no se puede demandar su comprensión si él ha cumplido su parte del trato.

Lo importante es no olvidar que cuando los retrasos o impagos de las nóminas, sean habituales se pueden reclamar, bien por vía amistosa o bien por vía judicial.

En Pymes y Autónomos|No me siento valorado, adiós

Imagen|Alexas_Fotos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio