Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Tienes o vas a tener un hijo? Así influyen tus descendientes en lo que pagas por IRPF

¿Tienes o vas a tener un hijo? Así influyen tus descendientes en lo que pagas por IRPF
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tener un hijo es una experiencia única, un momento que nos cambia la vida pero que, al mismo tiempo, lleva aparejado numerosos gastos y novedades no solo en nuestra situación familiar, sino también a nivel fiscal. Y es que los ascendientes y descendientes tienen una gran repercusión a la hora de determinar cuánto pagaremos anualmente por IRPF.

Pero, ¿cómo influyen los hijos en nuestra declaración de la renta? De dos formas: en primer lugar, aumentando el mínimo personal y familiar y, por otro lado, reduciendo la cuota diferencial en la declaración de la renta para madres trabajadoras.

Reducción del mínimo personal y familiar

Cuando el contribuyente tiene descendientes a cargo, la Agencia Tributaria aumenta el mínimo personal y familiar, que es la parte de la base liquidable que no se somete a tributación, lo que se traduce en un tipo efectivo sensiblemente menor. Las cantidades que aumenta este mínimo dependen del número de hijos que tengamos, siempre y cuando tengan menos de 25 años o algún tipo de discapacidad.

Así, el mínimo por descendientes son los siguientes en función del número de hijos:

  • 2.400 euros por el primero.
  • 2.700 euros por el segundo.
  • 4.000 euros por el tercero.
  • 4.500 euros por el cuarto y siguientes.

En caso de que el descendiente sea menor de tres años, la cuantía aumentará en 2.800 euros. Así, el nacimiento de un hijo aumentará el mínimo personal en 5.200, hasta los 10.750 euros. Si, por ejemplo, tuviésemos dos hijos, uno de cinco años y otro de dos, el mínimo personal aumentaría en 7.900 euros.

De este modo, y utilizando el servicio de cálculo de retenciones de IRPF proporcionado por la Agencia Tributaria, un contribuyente con el sueldo medio en España, de unos 23.000 euros, vería reducido su tipo de retención desde el 14,83% al 10,53 y el 8,08%, en función de si tiene uno o dos hijos, respectivamente.

Esto permite ahorrarnos mensualmente de unos 70 euros si tenemos un hijo menor de tres años y de de 110,89 si tenemos un hijo menor de tres años y otro mayor de tres años con respecto a un contribuyente sin hijos.

Para aplicar esa reducción en el mínimo personal, debemos informar del cambio de las circunstancias personales en nuestra empresa, de manera que nos apliquen las nuevas retenciones.

Reducción de 1.200 euros en la cuota diferencial o presentación del Modelo 140

El segundo de los beneficios es la reducción de 1.200 euros en la cuota diferencial de la declaración de la renta en caso de tener un descendiente menor de tres años, que se puede solicitar de forma anticipada todos los meses (100 euros cada mes) mediante la presentación del Modelo 140 de la Agencia Tributaria.

Esta ayuda está disponible para aquellas madres trabajadores y, por tanto, que coticen a en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad, y que hayan tenido un hijo, desde el mes de su nacimiento hasta el mes en el que el menor cumple los tres años.

Se puede solicitar usando el modelo 140, llamando al teléfono 901 200 345 o en las oficinas de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

En Pymes y Autónomos | Estas son las ventajas de utilizar el Modelo 130 en lugar de aplicar el IRPF en tus facturas

Imagen | sarahbernier3140

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio