Compartir
Publicidad
Publicidad

Los quintos con más cargas fiscales para las empresas

Los quintos con más cargas fiscales para las empresas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según datos del Banco Mundial recogidos por el Instituto de Estudios Económicos (PDF) , España es el quinto país de la UE con mayores cargas fiscales para las empresas, con un promedio del 56,9% sobre los beneficios. Por delante, sólo se sitúan Italia (68,4%), Francia (65,8%), Hungría (57,5%) y Bélgica (57,3%).

El informe apunta además, que “la carga fiscal que soportan las empresas es un factor esencial a la hora de invertir”. “Allí donde la imposición es elevada suele haber menos inversión privada y más economía sumergida”, añade.

Para el cálculo de la carga fiscal se incluye el Impuesto sobre Sociedades, las cotizaciones sociales y los impuestos sobre el trabajo a cargo del empleador, los impuestos sobre el patrimonio y transmisiones patrimoniales, los impuestos sobre dividendos y ganancias de capital, así como las tasas de recogida de basuras, impuestos de circulación de vehículos y otros tributos.

Es evidente que las trabas para el desarrollo de la actividad empresarial en España son considerables. Excesivos trámites iniciales y el coste derivado de ellos (Notarios, registros, etc.), costes laborales, indemnizaciones por despido (España es el tercer país de la UE donde el coste por despido procedente es más alto detrás de Alemania y Grecia), etc.

Esto puede ser un condicionante, tanto para incentivar nuevas actividades empresarial o el desarrollo de las ya existentes, con el consiguiente índice de economía sumergida en ambos casos, como las posibilidades de que la inversión extranjera apueste por nuestro pais.

El informe Doing Business 2010 del Banco Mundial puntúa la dificultad para contratar nuevos profesionales en España con un 78 sobre 100. La cifra es peor que la de Estados Unidos, Reino Unido, China, Italia, Países Bajos, Bélgica, Rusia, Portugal, Alemania y Francia.

El debate está sobre la mesa desde hace tiempo, los costes laborales, la rebaja o subida de impuestos, la economía sumergida y su control, el endurecimiento de las inspecciones por parte de la Seguridad Social y la Agencia Tributara son temas que han salido a la palestra en los últimos meses.

Lo que está cada vez más claro es que España no es el mejor pais para hacer negocios y que las condiciones en las que se desarrollan las distintas actividades económicas deberían de cambiarse en aras de la tan perseguida competitividad.

En el caso de las pymes, todos estos condicionantes son vitales para su actividad ya que son mucho más sensibles, por su tamaño, a estos factores. Si realmente creemos que, como muestran las cifras, las pymes deben ser el motor del desarrollo económico de nuestro pais, habría que tratar de eliminar la mayor cantidad de trabas posibles para su actividad, y así conseguir el ansiado cambio de modelo económico y la reactivación del empleo.

Vía | Europa Press En Pymes y Autónomos | Nuevas medidas económicas anticrisis: Impuestos1-Autónomos 0 Imagen | JuanJaen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio