Compartir
Publicidad

Las dietas en los centros de trabajo móviles

Las dietas en los centros de trabajo móviles
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El pago de dietas y gastos de desplazamiento es algo muy habitual en las empresas dada su fiscalidad beneficiosa, puesto que están exentas de tributación dentro de los límites fijados por la Ley. Sin embargo, a veces se abonan en concepto de dietas gastos que en realidad no lo son, como ocurre cuando se incluyen como tales los desplazamientos que el trabajador realiza para acudir a su trabajo.

Este tipo de desplazamiento, podrá reembolsarse como dieta o gasto de viaje si el trabajador ha sido contratado para prestar servicios en un centro de trabajo móvil o itinerante, siempre y cuando se produzca un desplazamiento a un municipio distinto de su residencia habitual.

Llegados a este punto, cabe analizar qué se entiende por centro de trabajo móvil, de lo contrario podemos estar aplicando unos beneficios fiscales que no corresponden.

Se entiende como centro móvil aquel que implica el desplazamiento de los trabajadores a los lugares donde la empresa debe prestar sus servicios. Sin embargo, no todas las empresas pueden considerarse centros móviles como lo serían, por ejemplo, determinadas empresas de montaje e instalaciones eléctricas y telefónicas.

Tomemos como ejemplo el caso de una empresa que realiza obras en diversos lugares. Esa empresa contrata a los trabajadores para un determinado centro de trabajo, que sería el lugar donde se realiza la obra en ese momento. Los trabajadores cobran por el desplazamiento que realizan desde su domicilio pero, al ser ese su lugar de trabajo, no pueden beneficiarse de la exención porque no se trata de un centro de trabajo móvil, aunque la empresa tenga sus instalaciones centrales en otra localidad.

Lo mismo ocurriría con los gastos de manutención. Podría ser el caso de una entidad que se dedica a la recogida de contenedores de residuos sólidos de obra. Los trabajadores parten del garaje de la nave y se dirigen a distintos municipios para realizar su trabajo. En este caso, existe una orden de la empresa para que el trabajador se desplace a un municipio distinto de donde radica la empresa y su propio domicilio, de manera que no tiene más remedio que comer fuera.

Este caso sí se asimilaría a un centro de trabajo móvil, por lo tanto las dietas gozarían de los beneficios fiscales.

En Pymes y Autónomos |La empresa debe justificar las dietas exentas Imagen | viralbus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio