Compartir
Publicidad
Publicidad

Emprender en solitario

Emprender en solitario
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si ya el hecho de emprender es una tarea de una dificultad considerable, emprender en solitario es casi imposible. No lo digo desde el punto de vista de una persona que tenga un proyecto de negocio y lo afronte individualmente, eso es algo totalmente factible, sino a que se necesitan una serie de apoyos para poder alcanzar un desarrollo empresarial satisfactorio, sin ellos la tarea de desarrollar el proyecto, convertirlo en una empresa y que ésta perdure es inalcanzable.

En su momento, escribí un post sobre cómo plantearse cuándo y cómo es adecuado asociarse para empezar un negocio. Pero en este caso la soledad no tiene que ver con que la empresa sea de una persona o de varios, sino que es prácticamente imposible que un sólo individuo tenga la capacidad para acometer en solitario todos los procesos necesarios para alcanzar sus objetivos empresariales.

En nuestro blog hermano Blog SAGE Experience acabamos de publicar una entrada donde comentamos los tres aspectos fundamentales que debe de tener cubierto todo equipo que desarrolle una actividad empresarial, el factor del emprendedor, el del técnico y el del gestor.

Hay que partir de la base de que es muy difícil encontrar en una misma persona las características que debe poseer cada uno de los perfiles, pero aun en estos casos excepcionales, no es factible la posibilidad de que esa persona pueda ocuparse de hacerlo todo.

Pero además hay que tener en cuenta el factor sicológico, el desgaste que supone el emprender un proyecto empresarial, incertidumbre, toma de decisiones, busqueda de soluciones, planteamiento de ideas, etc., hace que el emprendedor necesite un apoyo para llevar a cabo todo el proceso.

Én un negocio con varios socios, ese apoyo ya se supone. En un empresario individual con empleados, debe crear un equipo y un ambiente de trabajo en el que la implicación de los miembros del equipo permita compartir las experiencias que componen el día a día de la empresa. En el caso de un empresario individual sin empleados, éste debe buscar colabociones con sus proveedores de servicios, asesores, agencias de comunicación, subcontratas, ...

Debemos cubrir esos tres aspectos necesarios, nosotros mismos, con gente de la casa o con personas externas, cargar uno sólo con todo ello, aparte de que es casi imposible, no es recomendable.

En Pymes y Autónomos | Cuando hay que pedir ayuda
Imagen | Emilio del Prado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio