Compartir
Publicidad
Publicidad

Dos referencias: el entorno y la competencia

Dos referencias: el entorno y la competencia
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La actividad de cualquier empresa está enfocada en el desarrollo y la gestión de una idea o de un modelo de negocio, pero es necesario, también, fijarnos en las referencias que influyen en el desempeño adecuado de nuestra actividad. Las dos referencias fundamentales que debemos tener en cuenta en ese entorno son el entorno y la competencia.

El entorno engloba todo aquello que directamente puede tener influencia en nuestro negocio, clientes, proveedores, sistema financiero, situación del país. Son factores estratégicos para nuestro trabajo pero que no dependen directamente de nosotros.

Evidentemente nuestro contacto diario con el cliente no sólo debe aportarnos ventas y beneficios económicos. Ya comentamos la importancia del feed-back, porque el cliente es el mejor barómetro para medir la calidad de nuestros productos o servicios, pero también el impacto de una nueva línea de negocio o del cambio de estrategia comercial. Por tanto debemos tomar como referencia el comportamiento de los consumidores para tomar decisiones estrategicas.

La situación de nuestros proveedores, tanto de productos o servicios como los financieros, también debe ser tenida en cuenta. Una reordenación del sector que les afecte directamente, puede influirnos indirectamente. Cambio en el sistema bancario pueden no tener una influencia directa sobre nuestro negocio, pero sí hacerlo más adelante si tenemos prevista una ampliación de nuestro negocio o una expansión a otros mercados.

Lo mismo ocurre con la situación económica del país, o los paises, en los que desarrollamos nuesta actividad. Cambios políticos o económicos influyen, o pueden influir en el futuro, por lo que debemos tener en cuenta todos estos factores.

En cuanto a la competencia, su influencia es distinta en función del tipo de negocio en el que nos desarrollemos. Un modelo innovador puede encontrarse con que no hay nadie en el mercado que suponga una competencia directa, mientras que un modelo que trabaje en un sector ya instaurado sí puede encontrarse con referencias en las que poder fijarse.

Sea cual sea el modelo de nuestro negocio, el sector en el que nos movemos también ofrece información relevante. Novedades tecnológicas, nuevas aplicaciones o tendencias innovadoras, cambios en las organizaciones. Todo esto suponen datos en los que apoyarnos para poder trazar estrategias u objetivos para nuestra empresa.

Es importante obtener información y tomar referencias de todo lo que nos puede ayudar a mejorar. Tener vista periférica y no centrarnos, exclusivamente, en nosotros o nuestra empresa.

En Pymes y Autónomos | Pilotar la nave con un solo ojo Imagen | Juan Antonio Capó

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio